Gasolinera
Un hombre se dispone a echar gasolina en su vehículo. ARCHIVO

Los agentes del sector de las estaciones de servicio celebraron este martes una reunión in extremis en el Servicio Interconferederal de Mediación y Arbitraje para retomar las negociaciones acerca del nuevo convenio colectivo. UGT ha informado de que, tras varias horas de negociación, se alcanzó un principio de acuerdo que garantiza que los trabajadores puedan disponer de un convenio por encima del Estatuto de los Trabajadores. Esto ha llevado a que los sindicatos hayan desconvocado la huelga prevista para julio.

El convenio, señala el sindicato, tendrá una vigencia hasta 2015, permitirá un traslado al año de movilidad geográfica que no implique un cambio de residencia, mantendrá la jornada laboral y fijará turnos de siete, ocho y nueve horas.

No se podrán realizar más de 40 cambios al año ni más de nueve horas de trabajo al día, pero tampoco menos de siete. Los incrementos salariales serán del 0,8% para 2012 y del 0,6% durante 2013, 2014 y 2015.

También se creará una comisión para elaborar un plan de seguridad de las instalaciones y, en caso de que no haya un acuerdo antes del 30 de junio, se aplicará en este aspecto el acuerdo alcanzado en Extremadura.

Para UGT, el preacuerdo garantiza los derechos laborales conseguidos a lo largo de varios años de negociación, que "la reforma laboral del Gobierno del PP está poniendo en peligro".

UGT y CC OO habían anunciado la pasada que iniciarían movilizaciones y realizarían una huelga en las estaciones de servicio después de que las negociaciones acerca del convenio se dieran por rotas.