El secretario de Estado de Economía, Fernando Jiménez Latorre, ha avanzado que la futura ley financiera que el Gobierno quiere aprobar antes de que acabe el año podría reducir los requisitos que asumen las empresas a la hora de emitir deuda, con el objetivo de fomentar las emisiones nacionales y reducir la marcha a mercados más flexibles como el de Luxemburgo.

"Estamos viendo en qué medida los requisitos para emitir deuda son innecesariamente restrictivos", ha señalado Latorre durante la inauguración en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) del XII Encuentro Santander América Latina, donde ha explicado que la futura ley pretender facilitar la financiación alternativa de las empresas impulsando instrumentos como el capital riesgo o las instituciones de inversión colectiva, entre otras cosas.

En declaraciones a los medios tras la inauguración, el secretario de Estado ha asegurado que muchos emisores nacionales acuden a mercados de capitales extranjeros para financiarse porque son más flexibles. "Es una reflexión que queremos hacer para ver si efectivamente podemos ser más competitivos", ha subrayado tras asegurar que, de esta forma, no sólo no se irán los nacionales, sino que además vendrán extranjeros a emitir a España.

Latorre ha comenzado su intervención resaltado el "papel fundamental" que desempeñan las pymes en España para el crecimiento y el empleo, puesto que representan el 99,9% del tejido productivo español, cerca del 76% del empleo y el 66% del valor añadido que se genera en el país. Sin embargo, ha reconocido que tienen grandes debilidades que requieren una atención especial en periodos de crisis, como la fuerte dependencia del crédito y de la evolución de la demanda doméstica.

De hecho, Latorre ha asegurado que las pymes españolas pagan actualmente 75 puntos básicos más que las grandes empresas al obtener un crédito y 352 puntos más que las pymes francesas. En este contexto, el Gobierno ha optado por situar a estas empresas en el centro de su política intentando corregir los desequilibrios de la economía a través de la consolidación fiscal y las reformas estructurales.

En concreto, según el secretario de Estado, ha otorgado una "especial atención" a la reforma financiera para facilitar la financiación de las pequeñas y medianas empresas y ha impulsado métodos alternativos de financiación como la creación del Mercado Alternativo de Renta Fija (Marfi).

Casi listo para operar

El objetivo de este mercado alternativo es que se produzcan entre 20 y 30 emisiones al año y, según ha avanzado Latorre, las emisiones podrían comenzar en otoño porque ya se han realizado todos los trámites necesarios para que empiece a funcionar y se ha recibido la autorización de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El objetivo de este tipo de medidas es que las pymes dependan menos del crédito bancario y acudan cada vez más a fuentes alternativas. En este sentido, Latorre ha destacado también otras iniciativas como el acuerdo con la banca para movilizar 10.000 millones más en créditos, el impulso al Instituto de Crédito Oficial (ICO) y algunas iniciativas europeas como el acuerdo con las autoridades alemanas de préstamos globales o el impulso al Banco Europeo de Inversiones (BEI).

Al mismo tiempo, ha dicho el secretario de Estado, Europa ha avanzado en diferentes iniciativas para la "correcta transmisión" de los impulsos de la política monetaria, ha tomado medidas para disipar las dudas sobre el euro y sigue dando pasos hacia la unión bancaria.

Por otro lado, Latorre ha destacado la "especial atención" que ha dado el Ejecutivo a la reducción de las barreras administrativas que dificultan la actividad de las pymes con avances en la aligeración de cargas y el impulso a la creación de empresas a través de la ley de emprendedores, al tiempo que ha introducido mejoras en el mercado de bienes y servicios con reformas importantes que afectan a la competencia.

Los desequilibrios se reducen

Según el 'número dos' del Ministerio de Economía, todas estas reformas unidas a la importante contención del déficit que está llevando a cabo el Gobierno han permitido reducir los desequilibrios de la economía española y mejorar la percepción del país en los mercados.

En este sentido, ha considerado que las últimas tensiones que han elevado la prima de riesgo y la rentabilidad del bono dependen más de cuestiones "ajenas" a Europa y España, como la decisión de la Reserva Federal (Fed) de retirar progresivamente los estímulos tras la mejora de la economía americana.

Sin prisas para la venta de la banca nacionalizada

De hecho, Latorre ha asegurado que España ha dejado de ser el centro de preocupación y ha pasado a ser un centro de interés y de oportunidades después de dejar atrás lo peor de la crisis. En este sentido y aunque "queda un largo camino por recorrer", ha confiado en que el segundo trimestre del año sea mejor que el primero en términos macroeconómicos.

Preguntado por la futura enajenación de la banca nacionalizada, Latorre ha insistido en que el objetivo del Gobierno es maximizar el valor de las inversiones realizadas, por lo que aprovechará el "mejor momento" del mercado y las mejores condiciones. "No hay prisa", ha subrayado, tras asegurar que estas entidades tienen un valor y un atractivo "claro".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.