El presidente de la Junta, José Antonio Griñán, ha cerrado su intervención en el Debate sobre el Estado de la Comunidad haciendo oficial su decisión de no repetir como candidato en las próximas elecciones autonómicas porque considera que se necesitan "nuevos pilotos para nuevos horizontes" asumiendo el compromiso de seguir "al timón de la nave" del Ejecutivo andaluz "durante esta legislatura".

Junto a ello, ha propuesto al PSOE-A que estudie la conveniencia de limitar a dos el número máximo de mandatos del presidente de la Junta con voluntad de que dicha regla se pueda establecer de forma "general y estatutaria".

"No me limito a comunicar una decisión personal. Quiero ser coherente con mi convencimiento de que nuestro país, y desde luego Andalucía, necesita remover todo lo necesario para revitalizar sus motores y la política no es un mero motor auxiliar de la sociedad, es el motor que nos puede hacer volar más alto", ha defendido el jefe del Ejecutivo andaluz, antes de señalar que "sólo nuevos pilotos nos llevarán a nuevos horizontes".

Griñán ha defendido la necesidad de que haya un "empuje renovado" en un "tiempo nuevo para el que no van a servir viejas recetas del pasado" y ha asegurado que durante los cuatro años "de intensidad poco común" que lleva al frente de la Junta ha "intentado sostener el timón en los peores momentos para que la nave no se desviara", algo que, según ha querido dejar claro, "seguiré haciendo durante esta legislatura".

"savia nueva" para "avanzar en la carrera"

En su opinión, "la política tiene que ver con las personas y con el futuro y no sirve cuando mira al pasado ni cuando no es capaz de mirar de frente a las personas para defenderlas, representarlas y hacer realidad sus aspiraciones", ya que considera que "cualquier servicio público, cualquier oficio se anquilosa y envejece si no se produce a tiempo la incorporación de savia nueva, capaz de recoger el testigo y avanzar en la carrera".

"Esa es la vida y el fluir lógico y deseable de todas las generaciones, que deben aspirar a mejorar lo que recibieron, y lo mismo ocurre con la política. Un proyecto político de largo alcance tiene que renovarse permanentemente", ha insistido Griñán, que ha reivindicado la labor de su generación en la Transición, "que resultó un éxito en términos históricos", pero "no desde la nostalgia, sino como ejemplo de cómo se pueden renovar los actores políticos, cambiar la política y construir un país", ya que ha recalcado que "no puede ser que la sociedad cambie, que los retos cambien, que los problemas sean nuevos y que los dirigentes de un proyecto social, político o económico no sean solidarios con ese cambio".

"Soy presidente de la Junta desde hace algo más de cuatro años. No es mucho en términos meramente cronológicos, aunque sin duda ha sido un periodo de una intensidad poco común. He intentado sostener el timón de Andalucía en los peores momentos de la tormenta financiera con todas mis fuerzas para que la nave política y social de nuestra tierra no se desviara de lo que considero las esencias de nuestra voluntad colectiva: progreso y justicia", ha proclamado desde la tribuna, antes de comprometerse a "seguir haciéndolo durante esta legislatura".

"no sirven viejas recetas por mucho éxito que hayan tenido en el pasado"

Griñán ha expresado su deseo de lograr "una Andalucía con empuje renovado, con nuevos consensos para el futuro, que sepa interpretar bien las claves de este tiempo nuevo para el que ya no sirven las viejas recetas por mucho éxito que hayan tenido en el pasado", para lo que ha apostado por una comunidad "con empresas que tengan una visión moderna y competente de la economía, que incorpore nuevas inteligencias a la sociedad del conocimiento y dispuesta a defender lo que queremos conservar pero sin apego a lo que ya ha cambiado".

"Los partidos deben asegurar la sucesión de las causas y, en el caso de mi partido, la causa histórica ha sido, y es, la lucha por la igualdad. Y ahora, con esta misma voluntad renovadora, le tocará asegurar otra sucesión, la de las personas, que debe servir también para la continuidad de un proyecto que siempre supo mirar al futuro desde el compromiso y la constancia", ha cerrado su intervención, tras la que se ha dirigido a su escaño y ha recibido el abrazo del vicepresidente de la Junta, Diego Valderas, y de la consejera de la Presidencia e Igualdad, Susana Díaz, entre los aplausos de la bancada socialista.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.