Los portavoces de los grupos de la oposición consideran una "debilidad" del presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, que el exconseller y exdiputado del PP, Rafael Blasco, ocupe un escaño en las Corts Valencianes, en calidad de parlamentario no adscrito. Además, recuerdan que en las filas 'populares' se mantienen otros ocho parlamentarios imputados por supuestos casos de corrupción.

En declaraciones a los medios en los pasillos de las Corts con motivo del traspaso de Blasco al grupo de no adscritos, el síndic del PSPV, Antonio Torres, considera ""indignante que Fabra esté protagonizando con Blasco el primer culebrón del verano". Asimismo, ha lamentadoque el jefe del Consell "quiera vender como una victoria lo que en realidad es una debilidad".

A su juicio, Fabra "tenía que haber adoptado medidas drásticas con Blasco y con el resto de diputados imputados, pero no se ha atrevido porque no tiene la mayoría suficiente que le permite ejercer el liderazgo". En opinión de Torres, Fabra "necesita pegar un puñetazo encima de la mesa para imponer el orden y la dignidad en la política de esta comunidad".

Por su parte, el portavoz de Compromís, Enric Morera, considera que con la decisión de Blasco de causar baja del PP y pasar a no adscritos "le ha hecho un favor al PP". Por este motivo, se ha preguntado "qué prebendas otorgará" la formación 'popular' al que fuera su diputado. "Eso indicará que ha habido un pasteleo entre el PP y Presidencia de la Generalitat para tapar la corrupción en las instituciones", ha sostenido.

Morera ha remarcado que no considera que Fabra "se haya salido con la suya" con la salida de Blasco ya que no lo ha hecho para "atacar la corrupción" sino "por hablar mal de él". Así, ha pedido una "limpieza radical de la corrupción en las instituciones".

La síndica de EUPV Marga Sanz ha dicho que les "molesta tremendamente que Blasco esté en el hemiciclo" y no sólo porque se sienta "justo detrás —de su grupo—, que también, sino porque está manchando de forma continuada las Corts".

"Blasco debería estar fuera de las Corts y se le debería haber exigido el acta de diputado, Fabra no llega a eso", ha lamentado Sanz, para quien el jefe del Consell "no está haciendo nada porque sigue teniendo ocho diputados imputados y un señor que se sienta en un rincón que ya veremos qué papel juega en el desarrollo de los debates parlamentarios". "Le ha interesado más mantener la mayoría que limpiar la corrupción. Es un presidente débil que no sabe cómo controlar su grupo", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Valencia.