José Antonio Griñán no optará a la reelección como presidente de la Junta de Andalucía, según ha anunciado este mediodía durante su intervención en el debate sobre el estado de la comunidad en el Parlamento andaluz.

Griñán, que ha dicho que un proyecto político de largo alcance "tiene que renovarse permanentemente", pedirá al PSOE también que estudie la conveniencia de limitar a dos los mandatos presidenciales de la organización. "Los partidos son los que aseguran la sucesión de las causas, las personas estamos sujetas a la biología", ha indicado.

Igualmente, ha recordado que la causa histórica del PSOE "ha sido y es" la lucha por la igualdad, por lo que ahora, "con esa misma voluntad renovadora" tendrá que garantizar que otras personas den continuidad a un proyecto de futuro "desde el compromiso y la constancia".

Los partidos son los que aseguran la sucesión de las causas, las personas estamos sujetas a la biología" Así ha insistido en que el presidente "debe renovarse periódicamente" y ha asegurado que no se limita a comunicar una decisión personal porque no habla de él, sino que quiere ser "coherente" con el convencimiento de que España y Andalucía necesitan "remover todo lo necesario para revitalizar sus motores". En este sentido, ha hecho referencia a la transición como un "éxito" que sirvió para construir un modelo de convivencia que cree que debe servir de ejemplo para demostrar cómo se pueden renovar los actores políticos.

También ha señalado que durante los más de cuatro años que lleva como presidente andaluz ha hecho frente a un periodo "de una intensidad poco común", donde ha intentado "sostener el timón de Andalucía en los peores momentos de tormenta financiera" para que la "nave" de la comunidad "no se desviara del progreso y la justicia", así como potenciar las fortalezas económicas. "Lo he hecho y lo seguiré haciendo durante esta legislatura".

El líder socialista quiere una comunidad con "consensos renovados", que sepa interpretar bien las claves de un tiempo nuevo "para el que no van a servir viejas recetas"; con empresas que tengan una visión moderna y diferente de la economía; y una región dispuesta a defender lo que quiere conservar, "pero sin apego a lo que ya ha cambiado".

"Meditado mucho"

Griñán, que ha manifestado que se encuentra "perfectamente", ha explicado que ha meditado"muchísimo" su decisión y que ha elegido este momento para comunicarla al considerar que es "muy bueno". El presidente, también secretario general del PSOE andaluz y presidente federal, se reunió en la tarde del martes con los ocho secretarios provinciales, a los que comunicó que no va a ser candidato en las próximas elecciones autonómicas.

Griñán mantendrá la secretaría general del PSOE andaluzEl presidente de la Junta, de 67 años, tiene intención de mantenerse como presidente de la Junta durante los tres años que restan de legislatura en un gobierno de coalición con Izquierda Unida y mantendrá la secretaría general del PSOE andaluz y la presidencia del PSOE federal.

Este anuncio daría el pistoletazo de salida para la carrera para suceder a Griñán, en la que Susana Díaz, su mano derecha, sería la candidata mejor posicionada.

Entre los motivos de su anuncio se barajan diversos motivos: desde que Griñán quiere dejar paso a savia nueva, a motivos puramente personales, aunque hay también que se refiere al desgaste por el caso de los ERE.

Griñán tiene al parecer intención de mantenerse como presidente de la Junta durante los tres años que restan de legislatura en un gobierno de coalición con Izquierda Unida formado tras las elecciones autonómicas del 25 de marzo de 2012, en las que el PSOE perdió por primera vez, aunque el PP no consiguió la mayoría absoluta.

Una vida dedicada a la política

José Antonio Griñán ha ocupado, entre otros cargos, los de ministro de Sanidad y Consumo y de Trabajo y Seguridad Social.

Nacido en Madrid el 7 de junio de 1946, es inspector técnico de Trabajo y Seguridad Social desde 1970, además de profesor de Derecho del Trabajo en Sevilla (1972 a 1975).

Su primer cargo político fue el de viceconsejero de Trabajo de la Junta, al que accedió tras el triunfo socialista en las primeras autonómicas andaluzas de mayo de 1982. en 2004 vuelve a la Junta de Andalucía, como consejero de Economía y Hacienda. Cuatro años más tarde se torna, además, vicepresidente segundo de la Junta, cuya presidencia obtiene en 2009, sustituyendo a Manuel Chaves.

Reunión de análisis

La Ejecutiva Regional del PSOE de Andalucía, la federación más numerosa del socialismo español, se reunirá el jueves tras el anuncio de José Antonio Griñán, según han informado fuentes del partido.

Entre los secretarios provinciales a los que se comunicó la decisión de no presentarse a la reelección estaba Susana Díaz, consejera de la Presidencia e Igualdad y secretaria del PSOE de Sevilla, que es uno de los nombres que se barajan como posible sucesora de Griñán.