El COI elogia la candidatura de Madrid 2020, pero duda del apoyo popular y de la seguridad

  • Cree que el presupuesto destinado a seguridad es bajo y aconseja realizar una campaña de comunicación para aumentar el apoyo popular.
  • Destaca las sedes de Las Ventas y El Retiro, aunque pone algunos 'peros' al Club de Campo y al canal de remo.
  • También destaca que la mayor parte de las infraestructuras estén acabadas y lo "compacto" del proyecto.
  • La candidatura de Madrid 2020 es el proyecto al que se ponen menos objeciones.
  • Informe del COI sobre la candidatura de Madrid (en inglés).
Recreación del futuro estadio de voley playa en el estanque del Retiro.
Recreación del futuro estadio de voley playa en el estanque del Retiro.
Ayuntamiento de Madrid

El informe del Comité Olímpico Internacional (COI) sobre la candidatura de Madrid para organizar los Juegos Olímpicos de 2020 despeja las dudas del proyecto en su carrera para ser la ciudad elegida el próximo 7 de septiembre en Buenos Aires, sobre todo en cuanto a los riesgos económicos y financieros, sin embargo, hace un especial hincapié en la falta de apoyo popular (pese a que Madrid obtiene mejor nota que Tokio en este apartado) y califica el presupuesto en seguridad como "bajo".

El informe evita las notas y las clasificaciones, por lo que, a priori, no se pueden establecer favoritos. Sin embargo, Madrid 2020 es el proyecto que menos objeciones ha tenido. De hecho, ya al principio del estudio, el comité da un tirón de orejas a Tokio y Estambul por haberse salido de los requisitos que marcaba el COI, muy obsesionado con que los proyectos de las candidaturas sean "realistas" y no caigan en "costes adicionales" para prestar servicios "que no han sido solicitados". Así, el COI critica el Fondo de Innovación extra del que hacía gala Estambul (250 millones de dólares) y el exceso de publicidad de Tokio sobre su capacidad económica para afrontar los costos de los Juegos.

De Madrid, sin embargo, lo que en principio podía ser considerado como un hándicap, al final ha resultado ser un beneficio. Para el COI, la crisis económica no pasará factura a Madrid 2020 ya que "el grado de riesgo financiero debería ser asumible en un periodo de siete años, teniendo en cuenta el estado de la economía española y las garantías del Gobierno". Además, resalta la austeridad del proyecto, con la mayoría de las sedes ya construidas, algo de lo que no pueden presumir sus dos rivales.

Sin embargo, hay otros muchos puntos, tanto positivos como negativos, que se desgranan en el informe del COI. Son los siguientes.

  • Proyecto compacto y transporte. El COI destaca lo "compacto" del proyecto y las infraestructuras de transporte, ya que la mayoría de las instalaciones deportivas están situadas a no más de 20 minutos de trayecto. Tokio también puede presumir de lo mismo, sin embargo, de Estambul se duda que pueda solucionar sus problemas de tráfico. La candidatura turca estima un tiempo de trayecto de 35 minutos, una visión demasiado "optimista" para el COI.

  • Apoyo popular. Madrid cuenta con un apoyo del 79% en la ciudad y del 81% en el resto de España. Las cifras son muy similares respecto a la candidatura de 2016 (76% en la ciudad y 77% fuera de España), algo menores que las de Estambul (83% en la ciudad y 76% en el resto de Turquía), y mayores que en la capital de Japón (70% y 67%, respectivamente). Aún así, el COI cree que debería llevarse a cabo una campaña de comunicación más fuerte para aumentar el soporte de los ciudadanos a los Juegos, y es que Madrid es la única ciudad donde el apoyo dentro de urbe es menor que en el resto del estado.

  • Sedes deportivas. Destaca la idea de utilizar Las Ventas y El Retiro como sedes y que de las 35 instalaciones solo queden cuatro por construir. Sin embargo, muestra algunas dudas sobre el Club de Campo, debido a la falta de una parada de metro cercana, y a la viabilidad del canal de remo en el Manzanares. De Tokio destaca la "modernidad" de sus instalaciones, pero cree que algunas de sus sedes andan escasas de espacio. La mayoría de las instalaciones de Estambul están aún sin construir.

  • Alojamientos. La falta de alojamientos pesó mucho en la candidatura de Madrid 2012. Ahora no es el caso. La capital cuenta con más de 46.000 plazas (el COI pedía un mínimo de 40.000). Tokio y Estambul también cuentan con plazas hoteleras de sobra, aunque en el caso de la ciudad nipona preocupa el "alto precio" de algunas estancias.

  • Medios de comunicación. La comisión cree que las instalaciones del Ifema se quedan cortas para las cadenas de televisión, aunque Tokio también tiene un problema similar.

  • Medio Ambiente. El COI cree que la propuesta de eliminar por completo las emisiones de dióxido de carbono de las instalaciones olímpicas es un objetivo demasiado "ambicioso", por lo que pide un plan más concreto para lograr este fin. El COI resalta lo mismo de Tokio y señala que una de sus instalaciones se encuentra demasiado cerca de una reserva de pájaros.

  • Legislación y patrocinio. El 2016, la falta de una normativa acorde al código mundial de antidopaje frustró el sueño olímpico de Madrid. No parece que esta vez vaya a a ocurrir lo mismo. La visita del COI se realizó en marzo, cuando aún no estaba aprobada la nueva Ley Antidopaje, aunque habrá que ver si el COI da el visto bueno a esta nueva legislación. La comisión también muestra dudas sobre la capacidad de la candidatura para obtener patrocinios locales debido a la debilidad económica del país. En cuanto a Tokio, que también tiene problemas de patrocinio, el COI echa en falta una normativa más dura contra la violación de la propiedad intelectual y el excesivo rigor nipón en cuanto a los permisos concedidos a extranjeros para trabajar en el país.

  • Apoyo institucional. El complicado engranaje entre las tres administraciones implicadas en la organización de los Juegos (Gobierno, Comunidad y Ayuntamiento) fue un lastre para Madrid 2016. Ahora, el COI destaca que la estructura "está bien diseñada", aunque si Madrid ganara los Juegos habría que definir con mejor puntería los roles y responsabilidades de cada administración. Sin embargo, esta es una advertencia genérica que también aparece en las candidaturas de Tokio y Estambul.

  • Finanzas. Tokio y Estambul son proyectos más ambiciosos en cuanto a financiación, aunque al COI parece haberle gustado la austeridad de la que hace gala Madrid 2020, que ha entendido muy bien qué es lo que se pide para la realización de unos Juegos Olímpicos. Estambul todavía tiene que realizar inversiones muy fuertes, como el rediseño de su puerto industrial para construir el estadio olímpico frente al mar. Tokio solo tiene finalizadas 15 de sus 36 sedes olímpicas.

  • Seguridad. El COI considera "bajo" el presupuesto destinado a seguridad, aunque valora como positivo el fin de la lucha armada por parte de ETA. Lo mismo considera del PKK, el grupo separatista del Kurdistán, que ha iniciado un proceso de paz con el Gobierno turco. Sin embargo, el informe tiene dudas respecto a la cercanía de Turquía con el conflicto sirio, y no recoge las protestas callejeras vividas estas últimas semanas en Estambul ya que la comisión de evaluación visitó el país antes de que comenzaran las revueltas. Las únicas dudas que despierta Tokio respecto a su seguridad es por el riesgo de maremotos y terremotos, aunque se destaca los esfuerzos que se están haciendo para mitigar este tipo de peligros.

La mala suerte de los 'favoritos'

Aunque el informe del COI evita entrar en notas y valoraciones, el hecho de que Madrid haya salido (probablemente) mejor parada que sus rivales en este primer examen no debería llevar a la euforia. En la historia de los Juegos Olímpicos hay múltiples ejemplos de ciudades que partían como favoritas y que al final se quedaron a las puertas del éxito, como Manchester o París, ya que el informe del COI no es vinculante. El último ejemplo es el de Río de Janeiro, que obtuvo los Juegos de 2016 pese a ser una candidatura mucho más floja que la de sus rivales.

Las otras dos ciudades candidatas

  • Estambul. Puede dar la gran sorpresa. Cuenta con atractivos únicos como su ubicación entre Asia y Europa (los primeros juegos en dos continentes) y su perseverancia, pues es la quinta vez que lo intentan. Además, al COI le interesa abrirse al mundo islámico, y Turquía sería el primer país musulmán en organizar los Juegos. En la cruz, sus escasas infraestructuras terminadas y un proyecto disperso. La juventud del país (cerca del 42% de la población tiene menos de 25 años) es otro de sus atractivos, así como su gran fortaleza como destino turístico.

  • Tokio. Tecnología y experiencia previa en los Juegos Olímpicos (organizaron los de 1964) son sus principales bazas. La cercanía de los Juegos de Invierno de 2018 en Corea del Sur jugarán en su contra, así como su escaso apoyo popular y la crisis nuclear de Fukushima que, sin embargo, y según el COI, ya está solucionada.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento