Rivero afirma que el objetivo de la reforma de las administraciones públicas es "desmontar" el Estado autonómico

El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, ha afirmado este lunes que el objetivo de la reforma de las administraciones públicas impulsada por el PP es "desmontar" el Estado Autonómico con la "coartada" de unas estructuras "más eficientes y menos costosas".
Paulino Rivero
Paulino Rivero
CEDIDA

El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, ha afirmado este lunes que el objetivo de la reforma de las administraciones públicas impulsada por el PP es "desmontar" el Estado Autonómico con la "coartada" de unas estructuras "más eficientes y menos costosas".

En su blog personal, destaca que la "estrategia" del Gobierno central es "arrinconar" a las Comunidades Autónomas para dar "un paso más" hacia la "recentralización" y así "construir" un modelo de Estado que se acerca a la España "preconstitucional".

El presidente apoya la eliminación de "duplicidades", pero en su opinión, sería a costa de ministerios, delegaciones del Gobierno y organismos estatales porque sus funciones están "razonablemente descentralizadas".

Rivero subraya que Canarias ya está "comprometida" con la reforma de las administraciones públicas pues en 2011 se creó un comité de expertos —compuesto por personas designadas por las universidades canarias, ayuntamientos, cabildos y Gobierno— que ya ha emitido hasta seis informes con medidas que en algunos casos se han adelantado a las que ahora plantea la comisión estatal.

Se trata de reformas administrativas que no solo afectarán al funcionamiento del Gobierno de Canarias y su administración, sino que pretenden "sentar las bases" de la descentralización a favor de cabildos y ayuntamientos.

Además, destaca que la reforma tiene una visión "unilateral, estrecha, incompleta y sesgada" del modelo de Estado, ya que la comisión ha estado formada solo por miembros del Gobierno, "sin una base técnica, ni económica, ni política que sustente la mayoría de sus argumentos".

El presidente canario rechaza también que se culpe a las comunidades autónomas "de todos los males" del país ya que "carga el peso de los sacrificios, de los recortes y de las obligaciones" en las regiones "una vez más".

"Asistimos a una nueva ceremonia de la confusión promovida desde el Gobierno central, que limita el adelgazamiento de sus estructuras exclusivamente a la supresión o fusión, según establece el informe, de 57 entes", explica.

En su opinión, muchos de esos entes "carecen o se exceden de sus títulos competenciales" como vivienda, agricultura, ganadería, medio ambiente, ordenación del territorio, costas, sanidad, educación, cultura, turismo, industria o energía.

Según Rivero, es el Estado el tiene una "megaestructura" burocrática, y fue la "descentralización" político-administrativa uno de los factores "determinantes" en la modernización del Estado con la llegada de la democracia.

El presidente invita al Gobierno central a suprimir ministerios, secretarías de Estado y direcciones generales, lo mismo que las delegaciones de Gobierno, "cuyas funciones se podrían traspasar a las comunidades autónomas, lo que supondría un importante ahorro, así como simplificación administrativa".

En el caso concreto del archipiélago, Rivero afirma que se han reducido en un 20 por ciento las estructuras administrativas y el sector público empresarial, y se han desarrollado "muchas" de las propuestas en simplificación y racionalización que ahora se proponen desde el Estado.

Empleo público

Además, asegura se han implementado medidas relacionadas con el empleo público, así como la simplificación de trámites administrativos a través del impulso de nuevas tecnologías, "donde Canarias es pionera", señala.

El presidente defiende el "éxito" del Estado de las Autonomías porque "ha acercado" la administración a los ciudadanos, y critica la "simpleza" de la reforma del PP porque, en su opinión, se precisan medidas legislativas como la reforma de los estatutos de Autonomía, por ejemplo.

"La reforma anunciada por Rajoy es una visión unilateral y propagandística del PP, una propuesta vaga que tiene objetivos no confesados. Esa no es la reforma que los ciudadanos están esperando. Es una reforma a la medida del PP, no a la medida de los ciudadanos ni de las necesidades reales de las administraciones", indica.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento