El Picasso más familiar e íntimo centra la nueva exposición del MPM, compuesta por 44 retratos

"Era un padre, un abuelo, que jugaba y estaba muy cerca de sus niños", recuerda su nieto Bernard
Exposicion Pablo Picasso. Album de familia junio 2013 Málaga 44 retratros y fot
Exposicion Pablo Picasso. Album de familia junio 2013 Málaga 44 retratros y fot
EUROPA PRESS/MUSEO PICASSO MÁLAGA

Pablo Ruiz Picasso con los suyos. Sus familiares y amigos, su lado más íntimo. Esto es lo que transmite la nueva exposición que el Museo Picasso Málaga (MPM) inaugura este lunes dentro de los actos del décimo aniversario de la apertura de la pinacoteca en la ciudad que le vio nacer. 'Pablo Picasso. Álbum de familia' reúne 44 retratos a los que se suman 73 fotografías, algunas de ellas inéditas.

'Maya con delantal rojo', 'Paulo sobre un asno', 'Niña jugando con un coche/Paloma sobre fondo rojo',

'Claude vestido con traje polaco', 'Mujer con boina y vestido de cuadros', 'retrato de Françoise', 'Mujer con moño y sombrero amarillo (Jaqueline)', 'Desnudo en un sillón (Jaqueline)', son algunas de las obras expuestas, que se complementan con imágenes de Picasso con su gente: con su nieto Bernard, Maya, Paul, con su hija Catherine o con Marina y Pablito Picasso, entre otras.

Su entorno más cercano quedó reflejado en su obra, como así aborda esta muestra y tal y como ha trasladado su nieto Bernard Ruiz-Picasso, quien ha apuntado que la exposición ayudará a dejar al margen "esa falsa imagen de Picasso". "Era un padre, un abuelo, que jugaba y estaba muy cerca de sus niños; alguien que dejaba de pintar para el almuerzo, su familia era muy importante", ha rememorado.

En los mismos términos se ha expresado la nuera del pintor y presidenta de honor del MPM, Christine Ruiz-Picasso, quien se ha mostrado muy agradecida por esta exposición "excepcional". En ella, ha apuntado, aparecen personas "a las que he tenido el gran placer de conocer" y que ya no están: "no somos inmortales y tenemos el deber en la vida de hablar de los que no están".

La presidenta de honor de la pinacoteca malagueña ha incidido en la labor del Museo, que ha sabido conjugar el arte contemporáneo con muestras como la de fotografías de Dennis Hopper con ésta, y se ha "alegrado mucho" de estos 10 años de apertura. Además, como ha precisado su hijo Bernard, esta exposición ha contado con la "generosidad" de toda la familia Picasso, que ha participado en la misma.

Los retratos que se muestran son un reflejo de su familia, a la que plasmó durante su trayectoria. Así, la obra más antigua que se puede ver es de 1896 y la más reciente, de 1971. Gran parte de ellos se inspiran en las mujeres con las que Picasso compartió su vida, siendo la maternidad protagonista en algunas de las obras, en las que también están presentes sus hijos.

Las 44 obras de arte, entre óleos, dibujos, esculturas, grabados y linóleos, trasladan al espectador la transformación de Picasso y su "revolucionaria mirada en continua metamorfosis". "Son 75 años de familia, de desarrollo estético, de avanzar, de reinventarse", ha explicado el director de la pinacoteca, José Lebrero, quien ha resaltado la elevada clave afectiva de la muestra así como la belleza del retrato, "reinventado" por el artista malagueño.

En esta exposición domina la ternura, la mirada enigmática, su audacia creativa y traslada la cercanía al artista, "a cómo aprovechaba a sus más cercanos para mejorar su propio discurso", ha indicado Lebrero, al tiempo que ha reconocido y agradecido a los herederos y allegados su colaboración con el museo malagueño para esta muestra, la segunda de la trilogía con la que se celebra el décimo aniversario de su apertura.

Su audacia creativa, la distorsión del rostro o la fragmentación de los mismos seguida de obras donde la ternura es predominante. Personajes de su vida desde su punto de vista y su talento pueden verse en esta exposición en Málaga, donde permanecerá hasta el próximo 6 de octubre. Esta muestra, junto a la permanente, hacen que el visitante y el malagueño puedan acercarse al pintor, 110 obras que reflejan cómo era y qué trasladaba Pablo Ruiz Picasso a través de su arte.

La secretaria general de Cultura de la Consejería, Montserrat Reyes, ha agradecido en rueda de prensa el "compromiso y generosidad" de la familia Picasso, especialmente de Christine y Bernard Ruiz Picasso, con Málaga, que tiene "un antes y un después con el Museo". "Siempre estaremos en deuda con ellos y con toda la familia", ha incidido, resaltando la "belleza e importancia" de esta muestra.

Muchas de las obras que se muestran proceden de la colaboración con el Museo Picasso de Barcelona. También han participado en la muestra y el catálogo que la ilustra la Fundación Almine, y Bernard Ruiz-Picasso para el Arte y la familia de Pablo Picasso: Catherine Hutin-Blay, Claude Ruiz-Picasso, Eric y Paloma Thévenet-Picasso, Marina Picasso, Maya Widmaier Picasso, Olivier Widmaier Picasso y Diana Widmaier Picasso; y especialmente Christine y Bernard.

Durante la presentación de 'Pablo Picasso. Álbum de familia', Christine ha querido dejar atrás la polémica que mantuvo con el director del MPM, de la que, ha dicho, "me avergüenzo, fue excesivo", para, a continuación, asegurar que no quiere que se hable más de ello: "estamos en el siglo XXI y tenemos que dejar de tener una actitud negativa del pasado".

DOCUMENTAL

Coincidiendo con la exposición, el Museo Picasso Málaga ha producido un documental que, dirigido por Thierry Spitzer, reúne el testimonio de Christine Ruiz-Picasso, Claude Ruiz-Picasso, Françoise Gilot y John Richardson, quienes rememoran ante la cámara momentos personales que vivieron junto al artista malagueño. El audiovisual se emite de forma continua en la Sala de Proyección del Palacio de Buenavista.

Igualmente, la pinacoteca malagueña ha publicado un libro en doble edición —español e inglés— con todas las obras y fotografías presentes en la exposición, así como con textos del comisario y director artístico de la pinacoteca, José Lebrero; de Jean Clair; y de Olivier Widmaier Picasso.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento