La Guardia Civil detiene a doce conductores por alcoholemia durante el fin de semana en la Región

Ha sido controlado el consumo de alcohol a más de 2.000 conductores, de los que 78 superaban las tasas legales
Control de alcoholemia de la Guardia Civil
Control de alcoholemia de la Guardia Civil
GUARDIA CIVIL

La Guardia Civil de la Región de Murcia, por la festividad de San Juan y desde el pasado viernes, día 21, hasta el día de hoy, está desplegando un amplio dispositivo para controlar la conducción de vehículos bajo los efectos del alcohol que se ha saldado, hasta el momento, con la detección de 78 alcoholemias positivas de los 2.326 conductores controlados, un (3,35%), entre ellos 12 conductores que han sido detenidos por delito contra la seguridad vial y puestos a disposición judicial. Los 66 conductores restantes han sido denunciados ante la Jefatura Provincial de Tráfico de Murcia.

El dispositivo, establecido con el objetivo de concienciar a los conductores de la incompatibilidad del consumo de alcohol con la conducción de vehículos, está enmarcado en el plan de control de las zonas de ocio, según fuentes de la Benemérita.

De los distintos puntos de verificación desarrollados, destaca, en especial, el control establecido en la autovía A-7 (Barcelona-Algeciras), a la altura del kilómetro 554, área de servicio de Santomera (Murcia), donde fue detectada aproximadamente la tercera parte de las pruebas positivas realizadas, a la vez que controlada la circulación de vehículos de largo recorrido, cuyos conductores de nacionalidad extranjera, al acusar señales de cansancio debido al elevado número de horas al volante, fueron requeridos para descansar y, de esta forma, garantizar la seguridad vial evitando la producción de accidentes.

Añade que gracias a estas actuaciones "es muy destacable la ausencia de víctimas por accidente durante este fin de semana en las carreteras de la Región de Murcia sujetas a la vigilancia de la Guardia Civil", por lo que la institución quiere llamar la atención sobre quienes "de forma imprudente y temeraria", a pesar de las campañas y advertencias de la D.G.T., "conducen después de haber bebido o consumido drogas".

Además recuerda que durante la época estival se intensificarán los controles a cualquier hora del día o de la noche con el propósito de evitar las pérdidas personales y las lamentables consecuencias que suponen los accidentes de tráfico.

Conducir un vehículo a motor o ciclomotor con una tasa de alcohol en aire espirado superior a 0'60 mg/l lleva aparejada la detención del conductor, como presunto autor delito contra la seguridad vial, que se castiga con penas de prisión de 3 a 6 meses o multa de 6 a 12 meses y en cualquier caso la privación del permiso por un tiempo de 1 a 4 años.

Por otra parte la conducción de vehículo a motor o ciclomotores con tasas superiores a 0'25 mg/l (0'15 mg/l, conductores noveles) y hasta 0'60 mg/l, supone una sanción económica de 500 euros y la pérdida de hasta 6 puntos del permiso de conducir.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento