La defensa y la acusación discrepan en si se ha desmontado la versión de Bretón sobre el parque

Sánchez de Puerta resalta que nadie vio la columna de humo y Carrero recuerda que "para conocer huesos quemados y además de niños" hay que ser experto
José Bretón
José Bretón
EUROPA PRESS

Los abogados de la defensa y la acusación particular del juicio a José Bretón, acusado de asesinar a sus hijos, Ruth y José, el 8 de octubre de 2011, han discrepado este lunes al término de la sexta sesión sobre si se ha desmontado o no la versión del procesado sobre la supuesta desaparición de los pequeños en el Parque Cruz Conde de Córdoba, según denunció Bretón, y que los testigos aseguran que no vieron a los niños esa tarde en el parque.

En declaraciones a los periodistas, el letrado de Bretón, José María Sánchez de Puerta, tras manifestar que esta jornada ha sido "muy interesante por cosas que se han sacado en claro", ha defendido que los testigos "en absoluto" han desmontado la versión de su cliente, sino que "al contrario, pues, hay algunos que pueden ayudar a la defensa", señalando que algunos han caído "en contradicciones interesantes". Sobre el estado de Bretón en el parque, precisa que "hay personas que son muy nerviosas y otras muy tranquilas", después de que los testigos digan que estaba "normal" y no como un padre al que se le pierden sus hijos.

En cuanto a la hoguera, el abogado ha destacado que los vecinos de la parcela de Bretón no vieron la columna de humo, pese a vivir al lado y que el Infoca dijo que era "enorme", aunque todos coinciden en la hora, entre las 15,00 y 17,00, en la que percibieron un olor "como goma o bolsas quemadas y desagradable", si bien uno de ellos ha precisado que "ninguno de esos olores correspondía a carne quemada", ha apostillado el letrado.

En relación a los restos óseos, Sánchez de Puerta ha comentado que "la caja fuerte es importante para la custodia" de los restos, después de que la agente auxiliar haya dicho que no existía tal caja en Córdoba, y señala que la forense Josefina Lamas no le dijo "en ningún momento que eran humanos".

La cadena de custodia "sin problema"

Por su parte, la abogada de Ruth Ortiz, María del Reposo Carrero, ha subrayado que se ha desmontado la versión del parque "totalmente", al tiempo que advierte que de "la tranquilidad" de Bretón en el parque, y apunta que "es más grave todo, porque no se puede perder de vista" a los niños y antes haber denunciado la supuesta desaparición. "No es algo casual", ha aseverado la letrada, quien resalta que "nadie" vio a los niños en el parque ni los testigos vieron que Bretón se sentara en la barra de ejercicios que dice que se sentó, un testimonio que le ha llamado "la atención" a la abogada.

Tras apuntar que "había muy pocas personas en el parque", Carrero ha defendido que las cajas con los restos óseos "estaban precintadas", en alusión a la declaración de este lunes de la agente auxiliar, de modo que, a su juicio, "la cadena de custodia no tiene ningún tipo de problema", a lo que añade que "la presión" del trabajo sobre los restos "se la ha inventado" la forense Josefina Lamas.

Además, ha matizado recordando palabras del forense Francisco Etxeberría que "para conocer huesos quemados y además de niños hay que ser conocedor de ese tipo de pericia. Supongo que esta señora no tenía especial conocimiento y pese a eso tiró para adelante, pero si no eres especialista te puedes equivocar", ha indicado la abogada, quien ha puntualizado que los vecinos que no vieron la columna de humo tenían sus casas detrás de la parcela de Bretón y "no estarían pendientes", aunque "les llamó la atención el olor".

Mientras, la madre de los niños, Ruth Ortiz, quien permanece "tranquila", ha seguido de nuevo el juicio en la consulta del Servicio de Asistencia a Víctimas en Andalucía (SAVA) en la Audiencia Provincial de Córdoba. Las sesiones se retoman este martes con siete testificales, entre ellas la declaración del comisario Serafín Castro.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento