Ricardo Patiño, canciller ecuatoriano, en su visita de este lunes a Vietnam.
Ricardo Patiño, canciller ecuatoriano, en su visita de este lunes a Vietnam. EFE/EPA/LUONG THAI LINH

El periplo y el misterio sobre el paradero de Edward Snowden continúan, aunque parece que ya podría tener un destino. El canciller de Ecuador, Ricardo Patiño, confirmó este lunes la petición de asilo solicitada a su país por el exempleado de la CIA, acusado por Estados Unidos de revelar programas de espionaje secretos.

Patiño, que realizó las declaraciones en una videoconferencia desde Hanoi donde se encuentra de viaje oficial, precisó que Snowden argumentó su petición ante el "peligro de persecución" por parte de las autoridades estadounidenses.

El exempleado de la CIA abandonó el domingo Hong Kong rumbo a Rusia "Estados Unidos está interceptando la mayoría de las comunicaciones del mundo", asegura Snowden en una carta que fue leída por el canciller y en la que solicita asilo político al presidente de Ecuador, Rafael Correa.

"Snowden ha llegado a la Federación de Rusia", ha confirmado Patiño. "Ecuador ha mantenido el contacto diplomático con Rusia y les ha informado de que Ecuador está considerando la solicitud de asilo para que el Gobierno de Rusia tome la decisión más que más convenga", ha precisado el ministro.

Patiño ha indicado que su Ejecutivo decidirá sobre la concesión de asilo a Snowden de acuerdo a su Constitución, defendiendo su "decisión soberana" y sin perjudicar los intereses de terceros países, en referencia a Estados Unidos, que reclama su extradición. "Seguimos nuestros principios y leyes", ha afirmado.

El ministro ecuatoriano ha indicado que Snowden no debería ser perseguido por Washington. "Hay ciudadanos que están siendo leales al resto al desvelar peligros para todos nosotros", ha apostillado. Ecuador ya ha concedido asilo político a Julian Assange, fundador de Wikileaks, quien lleva más de un año confinado en la Embajada ecuatoriana en Londres esperando a que Reino Unido le conceda un salvoconducto para viajar al país sudamericano.

En paradero desconocido

El paradero de Snowden es una información que no podemos ofrecer en este momento El ministro ecuatoriano de Exteriores ha reconocido además que no sabe "su ubicación exacta", en referencia a los rumores posteriormente desmentidos sobre su partida desde Moscú hacia La Habana.

Patiño aseguró que no puede indicar dónde se encuentra el extécnico de la CIA y hacia dónde se dirige. "Es una información que no la podemos ofrecer en este momento", añadió.

Snowden teme su condena a muerte

"Creo que por las circunstancias actuales es poco probable que obtenga un juicio justo o un trato digno antes de enfrentarme al tribunal, y además corro el peligro de ser condenado a cadena perpetua y a muerte", denuncia Snowden en una carta leída por Patiño en la que solicita asilo político en Ecuador.

Snowden se compara con el militar estadounidense Bradley Manning, quien actualmente se enfrenta a un juicio ante un tribunal militar por revelación de secretos y ayudar al enemigo al haber filtrado miles de documentos confidenciales a la organización Wikileaks.  

"Manning ha sufrido un tratamiento cruel e inhumano", ha criticado en la nota. "El juicio contra Bradley Manning se está produciendo en estos momentos y testigos secretos comparecen ante el tribunal y se entregan documento secretos", añade la nota.

Salida de Hong Kong

El exempleado de la CIA abandonó el domingo Hong Kong rumbo a Rusia, un día después de que EE UU pidiera su extradición para que responda de tres cargos de espionaje y robo de propiedad federal, que podrían acarrearle hasta 30 años en prisión.

El Gobierno de Hong Kong dijo que rechazó la petición porque Estados Unidos "no cumplió plenamente con los requisitos legales bajo la ley de Hong Kong", y no podía impedir la salida de Snowden del territorio semiautónomo chino.

Wikileaks dijo en su cuenta de Twitter que ayudó a Snowden a salir y a buscar "asilo político en un país democrático", aunque no especificó el destino final. Snowden ha admitido que divulgó detalles de programas de vigilancia secretos, pero ha negado ser un "traidor".