El cantante del grupo estadounidense Red Hot Chili Peppers, Anthony Kiedis, protagonizó el sábado una pelea a la entrada del hotel Four Seasons de Filadelfia, Estados Unidos.

El vocalista se disponía a entrar al hotel junto a su novia, cuando un empleado de seguridad lo confundió con un fan que iba a intentar ver a los integrantes del Rolling Stones, que iban a salir en ese momento, y le bloqueó el paso.

Anthony trató de pasar igualmente y entonces se inició una trifulca a la que se unieron otro guardia de seguridad y otro hombre que defendía al líder de Red Hot Chili Peppers.

Otros testigos defendieron a Anthony desde lejos gritando: "¡Es líder de los Red Hot Chili Peppers!", aunque el guardaespaldas no lo escuchó y la pelea continuó.

Los Rolling Stones negaron posteriormente que el guardaespaldas trabajase para ellos, aunque podría haber sido contratado para reforzar la seguridad.