"Lo importante es la salud".

Manuela, de 73 años, es una de esas vecinas a quienes no les ha tocado nada.

Sin embargo, y como el resto de la gente de la localidad soriana de Almazán, están en la plaza Mayor celebrando un día histórico: el 22 de diciembre de 2006, jornada en la que la Lotería de Navidad ha repartido 450 millones de euros.

Gran celebración

Gorros de Papa Nöel, espumillón, champán... todo se queda corto para expresar la alegría.

"Estaba en paro", asegura Julio Lluva, que tiene uno de los décimos premiados.

La misma suerte ha tenido Cristina Tarancón, una auxiliar de Farmacia que se va a gastar el dinero en pagar la hipoteca de su piso.

Entre quienes no han tenido la suerte de tener un décimo premiado se halla la lotera que, no obstante, está feliz por haber repartido la suerte.

"He vendido unos 125 billetes a dos bares", ha declarado emocionada María Victoría, de la administración de Almazán (Soria) en donde se ha vendido la mayor parte de la tira.

Alcaldesa feliz

La alcaldesa de Almazán (Soria), María Jesús Gañán, está especialmente feliz con el premio porque ha estado muy repartido por toda la comarca.

Es la primera vez que toca el Gordo en Almazán

"Está muy repartido por la zona porque somos el primer pueblo de la provincia. Por el momento sé que se ha vendido en Medinaceli, Berlanga y Rebollo", asegura.

"Es la primera vez que toca el Gordo en Almazán. Creo que este próximo año se vivirá de una manera muy especial. Vamos a comenzar el año con muy buena sintonía", afirma.

Apenas una hora después de que comenzase el sorteo, Naomí Sánchez y Bryan Lafebre han cantado el Gordo -el número 20.297-.