El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, indultó el jueves a dieciséis condenados, en su mayoría por delitos vinculados con el tráfico de drogas, fraudes o sobornos, se informó oficialmente.

En lo que constituye una tradición navideña de la Casa Blanca, el presidente también redujo la condena de cárcel a un hombre declarado culpable de actividades relacionadas con el tráfico de drogas.

Siete de los 16 beneficiados por el indulto presidencial no habían cumplido penas de cárcel, gozaban de libertad condicional o se les había reducido la pensión militar.

Otro de los indultados había sido condenado a nueve años de cárcel por contribuir a la distribución de cocaína, además de otra pena de seis años por conspiración para conseguir marihuana.

Con esta medida, Bush ya ha concedido durante sus años como presidente 113 indultos y tres reducciones de sentencia

 

Según Tony Fratto, portavoz de la Casa Blanca, en sus casi seis años en la Presidencia, Bush ha emitido un total de 113 indultos presidenciales y ha reducido la sentencia de cárcel a tres convictos.