Odón, con el autobús siniestrado
El alcalde donostiarra, Odón Elorza, observa ayer los restos del autobús calcinado en las proximidades de la Parte Vieja de San Sebastián. EFE

Todos los grupos del Ayuntamiento de San Sebastián condenaron hoy "firmemente" la quema de un autobús y los ataques con cócteles molotov contra la Comandancia de Marina y contra dos cajeros automáticos perpetrados ayer en la capital guipuzcoana.

Antes de que comenzara el pleno ordinario convocado hoy, el portavoz del PSE, Ramón Etxezarreta, propuso a todos los partidos que condenasen fuera del orden del día "todas las acciones 'revientafiestas' y reventadoras de dinámicas de paz, democracia y diálogo", ocurridas ayer, cuando la ciudad celebraba la tradicional feria de Santo Tomás.

Todos los grupos se sumaron a esta condena, aunque María José Usandizaga, portavoz popular, pidió que "se llamen a las cosas por su nombre", ya que en su opinión lo que ocurrió en las calles donostiarras fue "terrorismo callejero".

Afirmó además que "no se puede estar condenando estos actos y por otro lado coquetear día a día con los amigos de los que ayer quemaban el autobús en San Sebastián", ya que "hay que estar a un lado o a otro de la barrera", añadió.

El portavoz del PNV, Xabier Ezeizabarrena, dijo estar "más en la línea de las palabras de Etxezarreta" y consideró que los actos sucedidos ayer fueron "un ataque directo a los bienes públicos, a la convivencia ciudadana y al proceso de paz" que "todos anhelamos que llegue a buen puerto".

Jaione Arratibel, portavoz de EA, recordó por su parte que en lo que va de año tres autobuses han sido quemados en la capital guipuzcoana, algo que, según dijo, "no hace más que entorpecer el proceso de paz".

Instó a la sociedad a "no perder la esperanza", aunque en su opinión estos actos "ponen en duda la actitud de los violentos".

Duñike Agirrezabalaga, portavoz de EB, reconoció también que "son actos que obstaculizan este proceso" y pidió a toda la ciudadanía y grupos políticos que sepan "ser pacientes y avanzar en este camino de la paz" que, en su opinión, "no es nada fácil y parece que no va a ser corto".

Ataque contra dos cajeros automáticos

Durante la madrugada de hoy, dos cajeros automáticos fueron atacados en la localidad guipuzcoana de Deba por jóvenes radicales que arrojaron varios cócteles incendiarios, informó el departamento de Interior.

Los ataques contra los cajeros, ambos situados en el exterior de las sucursales, se produjeron entre las 01:30 y las 02:00 horas de la madrugada y no causaron heridos.

En primer lugar arrojaron los cócteles contra un cajero del Banco Guipuzcoano, que quedó destrozado, y posteriormente contra una máquina similar de la Kutxa, la caja de ahorros pública guipuzcoana, que resultó parcialmente calcinado.

Este acto de violencia callejera viene a sumarse al que tuvo lugar ayer en San Sebastián, cuando un grupo de 30 encapuchados prendieron fuego a un autobús urbano en las proximidades de la parte vieja de la ciudad.