La moda de grabar vídeos con el móvil y colgarlos en las webs que los alojan gratuitamente ha llegado a la empresa municipal de limpieza de Málaga (Limasa). El portal de Internet YouTube cuenta desde noviembre con uno que muestra cómo un camión cargado levanta las dos ruedas delanteras y realiza un caballito ante los vítores y las carcajadas de quien lo graba.

 

Esta hazaña le podría costar muy caro al intrépido chófer, al que ya le han abierto un expediente. Según el convenio de empresa, un acto así se considera falta grave y se castiga con la suspensión de empleo y sueldo por dos meses o incluso con el despido.

Fuentes de Limasa confirmaron ayer a 20 minutos que el comité conoce el citado expediente y que el conductor ha presentado un pliego de descargo. Es más, justificaron la gravedad del acto en que conlleva el deterioro de un material que pagan «todos los contribuyentes» y por el «poco respeto» mostrado hacia los ciudadanos.

El comité de empresa confirmó ayer que hay un expediente, pero dice estar a la espera de que la empresa le informe por escrito. En enero se reunirá la comisión laboral y tomará una decisión retrasada por las recientes elecciones sindicales en Limasa.

El vídeo, de móvil en móvil

La filmación casera, que al cierre de esta edición contaba con más de 2.500 visitas en YouTube, ha pasado de móvil en móvil entre los trabajadores hasta llegar a la dirección de Limasa. Allí fue escudriñada fotograma a fotograma hasta que en uno de ellos salió a relucir el número del camión. Con el cuadrante de turnos en la mano, el chófer protagonista quedó al descubierto. La peripecia está grabada en el vertedero de Los Ruices y cuenta con dos comentarios alentadores en la citada web de Google.