Las familias desalojadas de El Bulto vuelven allí
Un beneficiario de las viviendas de protección oficial de El Bulto muestra las llaves de su casa, ayer (Martín Mesa).
Ayer volvieron al barrio para ocupar viviendas de protección oficial. Un total de 92 familias habitarán las casas que el Ayuntamiento ha construido en el barrio de El Bulto, en la capital.

El Consistorio desalojó a los vecinos para reordenar esa zona de la ciudad en 2003. La población residente recibió una ayuda municipal para pagar alquileres mientras se levantaban las casas que ahora ocupan y han posibilitado su retorno.

De las nuevas viviendas de El Bulto, una mitad se ha destinado al alquiler y la otra, a la venta.

Los inquilinos tendrán que pagar entre 125 y 215 euros al mes (las superficies de las casas oscilan entre los 48 y los 88 metros cuadrados). Las familias compradoras abonarán entre 50.000 y 86.000 euros por unos inmuebles de superficies similares a los que se alquilan.