La secretaria general de Fitag-UGT, Raquel López, ha exigido este viernes al presidente del Gobierno de Extremadura, José Antonio Monago, que continúe jugando un papel de "interlocutor" con la dirección de la empresa y que ejerza "las vías de presión" necesarias para encontrar una solución que evite el despido de sus 140 trabajadores.

Así lo ha indicado en declaraciones a los medios de comunicación este viernes en Mérida, antes de reunirse con una representación del PSOE de Extremadura, entre quienes se encontraban el secretario general, Guillermo Fernández Vara, y el portavoz del Grupo Parlamentario Socialista en el Parlamento de Extremadura, Valentín García, entre otros.

Sobre el margen de actuación que le reclama a Monago, una vez que la dirección de la empresa ha rechazado la oferta de financiación a través de la entidad pública Avante Extremadura, López ha señalado que seguirá exigiendo al presidente del Gobierno regional "que sean capaces de ser interlocutores válidos hasta el final, y que sean capaces de llegar a una solución".

"Tendrán que ejercer las vías de presión que tengan que ejercer", ha añadido, al tiempo que ha dicho que "la ciudadanía la vamos a ejercer, y los políticos tienen que ejercer la responsabilidad que tienen, cuando estamos hablando de una sangría de empleos".

En este sentido, ha recordado que se ha establecido un calendario de movilizaciones que dará comienzo el próximo 28 de junio con una manifestación en Navalmoral de la Mata. "Vamos a salir a la calle", ha subrayado Raquel López, "para intentar presionar a la empresa y al Gobierno de Extremadura, para que al final, entre todos, seamos capaces de dar una solución digna al problema".

Ha subrayado que el comité de empresa de la factoría se ha reunido este viernes con el PSOE para exponer de primera mano la situación que les ha trasladado la empresa y para pedirles ayuda desde "la responsabilidad que ellos ostentan en el Parlamento". El objetivo espresionar "entre todos al presidente del Gobierno para que dé un paso al frente y que de una vez por todas sea verdad que defiende el empleo, que tome una determinación" con el fin de "encontrar una solución".

La empresa no quiere ayuda

Sobre la reunión mantenida este pasado jueves con el secretario general de Empleo, Actividad Empresarial e Innovación Tecnológica, Sergio Velázquez, y la directora general de Trabajo del Ejecutivo regional, María Ángeles Muñoz, la representante sindical ha señalado que la empresa les ha transmitido que "en ningún momento quiere continuar en Extremadura".

En este sentido, según López, la empresa ha rechazado la ayuda en forma de financiación ofrecida por el Gobierno extremeño a través de la sociedad pública Avante. "Si la Administración te está tendiendo la mano con financiación, lo lógico es que no se cierren en banda", ha señalado.

Fuentecapala "es viable"

Por su parte, el responsable de Acción Sindical de CCOO en Extremadura, Alberto Franco, ha remarcado que la empresa es "viable" y que, a tenor de las cuentas presentadas por la dirección de la empresa, "lo que queda claro es que se quieren trasladar a otro país en busca de mano de obra más barata".

Por este motivo, ha exigido al presidente del Gobierno extremeño "que cumpla lo firmado con los agentes sociales en enero de 2012", en lo referente a hacer un "seguimiento especial" a las industrias importantes para "controlar o perseguir a las empresas que se están planteado irse fuera a trabajar con mano de obra más barata", un aspecto sobre el cual "la Junta no ha hecho ni una sola apuesta".

Franco ha invitado a Monago a que "viaje por Extremadura, que vea la realidad de Extremadura y las empresas que están cayendo, y que apoye la poquita industria" que hay en la región, en lugar de "irse por ahí, que está de viaje un día sí y otro no", ha subrayado, al tiempo que ha añadido que no sabe "qué pinta (Monago) en Israel", en referencia al viaje programado la próxima semana para entrevistarse con el primer ministro Simón Peres.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.