La propietaria de una finca investigada en Burguillos, tras una denuncia del PP, ha solicitado la devolución del terreno y que paralicen las obras por no cumplir el contrato de permuta firmado en 2002, cuando la finca se vendió calificada como no urbanizable. En el terreno, en manos de la empresa privada, el Ayuntamiento levanta un complejo deportivo. Los letrados de la propietaria informarán del caso a la Junta.