En noviembre, un mes que no parece excesivamente adecuado para viajar, los hoteles vascos han registrado un aumento de clientes de nada menos que un 13% respecto al mismo mes del año pasado. La mayor subida, con mucha diferencia, además, ha sido en Vizcaya: un 21%. En Álava, el incremento también ha sido reseñable: un 15%, mientras que en Gipuzkoa se ha limitado al 3%.