Cantabria repartirá distintivos acreditativos entre aquellos negocios de hostelería que fomenten un ocio de calidad y responsable, en el que se controle la dispensación de alcohol, la idoneidad de las instalaciones, se proteja al menor, se prevenga el consumo de drogas, y se cuente con preparación para reaccionar ante situaciones de emergencia.

Así lo ha anunciado este viernes en una rueda de prensa la consejera de Sanidad y Servicios Sociales, María José Sáenz de Buruaga, que ha presentado esta iniciativa acompañada del director de general de Salud Pública, José Francisco Díaz, y el presidente de la Asociación de Empresarios de Hostelería de Cantabria, Emérito Astuy, pues dicho colectivo colabora con esta propuesta.

El objetivo es crear una red de establecimientos de ocio responsable y de calidad y se trata de una iniciativa nacional que, de forma piloto, se está llevando a cabo en Cantabria, y también en Navarra.

En Cantabria, se está encargando de implantarlo la Consejería de Sanidad y Servicios Sociales en colaboración con los ayuntamientos y la Asociación de Empresarios de Hostelería.

Los establecimientos que pretendan integrarse dentro de esta red deberán de cumplir con la normativa vigente que regula su actividad, cumplir con el Código de Buenas Prácticas Profesionales del Sector Hostelero para el Servicio Responsable, contar con el 30 por ciento de su plantilla formada en ocio de calidad y servicio responsable, exhibir la señalética en lugar visible y cumplir con los mensajes y objetivos de la iniciativa.

Ya se ha empezado a trabajar en la sensiblización de este tipo de negocios para que se adhieran a la iniciativa y en la formación que deberán de recibir los profesionales hosteleros.

Así, se ha llevado a cabo una primera fase para formar a los formadores que se encargarán de impartirla a los hosteleros en los distintos municipios.

Por el momento técnicos municipales de los ayuntamientos de Laredo, Medio Cudeyo, Piélagos, Reinosa, Santander, Santoña, Suances, Torrelavega y Cabezón de la Sal ya han recibido las nociones para formar a los hosteleros en la dispensación de alcohol, pautas para reducir riesgos y en habilidades sociales para el manejo de situaciones conflictivas.

Tras cumplir este paso, ya hay un total de cuarenta establecimientos de Laredo, Reinosa, Cabezón de la Sal, Suances y Piélagos ya han recibido esta formación y se prevé que en "tres o cuatro meses" se empiecen a repartir los primeros distintivos.

La acreditación tendrá una vigencia de un año, periodo tras el que deberán someterse a una evaluación para renovarla. Este "sello de calidad", como lo ha denominado Sáenz de Buruaga, no tendrá ningún coste para el establecimiento.

Cuestionado por los beneficios, Astuy ha explicado que ese tipo de ocio responsable aporta, a su juicio, "muchas más calidad". Además, se busca que el ofrecer este tipo de ocio haga que los ciudadanos "acudan más" a los establecimientos hosteleros de ocio, uno de los subsectores que, según Astuy, "más está sufriendo la situación económica".

El objetivo es que se vayan impartiendo la formación a los hosteleros en más ayuntamientos y adhiriendo más establecimientos, al menos los 250 que forman parte de la Asociación de Hostelería.

La iniciativa está financiada por la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas con la colaboración de la Federación Española de Hostelería.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.