El Ayuntamiento de Alicante suspendió ayer de manera temporal la tramitación de la licencia para instalar la planta de biodiésel en el muelle 19 del puerto al detectar algunas «deficiencias y carencias» en los informes emitidos por la Administración autonómica.

Según el proyecto presentado por la empresa Biodiésel Alicante, la altura de la edificación es de 15 metros en la zona basamental y de 20 metros en la  central. Los técnicos municipales recuerdan que la instalación no puede superar los 12 metros de altura, establecida en las ordenanzas aplicables al Plan Especial del Puerto.

En cuanto a la distancia que separa la planta de las viviendas más cercanas, está proyectada a unos 1.200 metros, cuando el Reglamento de Actividades Molestas, Insalubres, Nocivas y Peligrosas exige 2.000 metros de separación mínima.

Manuel Pomar, presidente de la Plataforma en Defensa del Puerto de Alicante, opuesta a la planta, valoró ayer que «el  Ayuntamiento ha paralizado la licencia simplemente porque está en campaña electoral y le interesa».