El Concello arreglará
El deterioro de la parroquia de Valadares hace que se convierta en una de las grandes favorecidas por el acuerdo que alcanzaron ayer la FAVEC y el Concello para la reparación del saneamiento. (M.Vila)
Los habitantes de Valadares, Cabral, Lavadores, Castrelos, Sárdoma, Candeán, San Paio, Sárdoma y Matamá podrán dormir un poco más tranquilos cada vez que llueva, ya que no tendrán que encargarse, nunca más, de limpiar y desatascar el alcantarillado de sus calles.

La Federación de Asociaciones Vecinales Eduardo Chao (FAVEC) firmó ayer un acuerdo con la alcaldesa, Corina Porro, por el que el Gobierno Local se compromete a invertir 1,6 millones de euros en la reparación del alcantarillado de todas estas parroquias de Vigo.

El saneamiento, que fue construido y costeado por los propios vecinos, pasará a ser gestionado por Aqualia. La concesionaria se encargará, a partir de ahora, de cuidar de que los colectores y pozos estén en buen estado. Además, procederá a integrar estos elementos en la red municipal y así tener un mayor control sobre todo el saneamiento de la ciudad.

«El problema del sistema actual es que los colectores tienen poca capacidad y, cuando llueve, todas las aguas fecales retroceden hasta las viviendas», explicó Enrique Rodríguez, vocal de la FAVEC, quien dijo que, a pesar del acuerdo, es esencial que se busque una manera «de separar  las aguas pluviales» del resto.

Solución para Valadares

El actual deterioro de la parroquia de Valadares hace que se convierta en una de las grandes favorecidas por el acuerdo que alcanzaron ayer la FAVEC y el Concello para la reparación del saneamiento.