La disputa entre los tres menores comenzó en una clase de educación física. Así, el fallecido, después de recibir un puñetazo de otro alumno de 11 años, cayó al suelo, se golpeó la cabeza y quedó inconsciente. Posteriormente, los bomberos lo trasladaron al hospital, donde falleció. La Policía , que investigaba lo ocurrido, ha declarado que se «trata de una pelea de colegio que, desgraciadamente, ha tenido un desenlace trágico». La víctima era el hijo único del guardián del colegio, que había empezado a trabajar en ese colegio el pasado mes de septiembre.