Primer trasplante en España de tejido de ovario
El doctor Callejo (izquierda), junto con su equipo del Sant Joan de Déu. (Efe).
El objetivo final es que puedan ser madres las pacientes que hayan sufrido un cáncer,  hayan pasado por un tratamiento de quimioterapia, y se hayan quedado estériles. Ahora se ha dado el primer paso en España: trasplantar el tejido de ovario en una mujer.
Se trata de una paciente de 31 años, casada y sin hijos. En 2003 se le diagnosticó un cáncer. Aceptó la congelación de tejido ovárico.

A los meses de terminar la quimioterapia se comprobó que estaba «libre de enfermedad», pero padecía menopausia precoz, esto es, dejó de menstruar y ya no podía tener hijos.
Superada la enfermedad, el pasado febrero solicitó el reimplante del tejido. Los oncólogos que la trataron confirmaron que no había contraindicaciones. En marzo se le practicó el implante. Los resultados fueron rápidos: en septiembre tuvo la primera regla y producía células capaces de ser fecundadas.

El intento en octubre de fecundación in vitro consiguió la formación de un cigoto (unión de un espermatozoide con un óvulo). La mujer lo rechazó, pero podría quedarse embarazada de forma natural o in vitro.

El primer implante de tejido ovárico en España se hizo en el Hospital Sant Joan de Déu, en Esplugues, Barcelona. Es el sexto en todo el mundo. Sólo en dos veces se ha conseguido un nacimiento.

- La Generalitat catalana pagará las operaciones de cambio de sexo de transexuales cuando lo indique el médico.

«No es un archivo de la eterna juventud»

«No crear falsas expectativas». El trasplante de tejido ovárico es, por ahora, una línea de investigación, y no un tratamiento. Si la técnica se generaliza, beneficiaría a «miles» de «mujeres menores de 36 años», según el doctor Callejo, que pide «no crear falsas expectativas», y afirma: «El avance no es un archivo de la eterna juventud».

Hasta ahora. La única opción era administrar estrógenos de manera indefinida. Las posibilidades de reproducción pasaban por la donación de células que generan óvulos.

Intervención sencilla. El implante requiere una laparoscopia. Se implanta el tejido en el ovario o en otro lugar (el brazo, por ejemplo). Dura 5-10 minutos, se practica una incisión de 1-2 centímetros y necesita anestesia local.

Diez años. El equipo que ha practicado la operación trabaja desde 1997 para trasplantar ovarios para preservar la fertilidad de mujeres que han pasado por un cáncer.