Ayuntamiento de Madrid
Fachada del edificio de Correos, actual sede del Ayuntamiento de Madrid. EFE

El secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, ha avanzado que durante el mes de julio se aprobarán medidas para que los ayuntamientos con problemas financieros puedan aplazar sus pagos a Hacienda y a la Seguridad Social.

Beteta ha añadido que los ayuntamientos que quieran acceder a estas medidas "tendrán que pasar por planes de ajuste importantes", que pongan de manifiesto el "compromiso con la estabilidad presupuestaria", según ha anunciado en una rueda de prensa tras la reunión entre el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro y el vicepresidente del Gobierno andaluz, Diego Valderas.

Beteta ha indicado que de ese modo se ayudará al 6% de los consistorios con problemas económicos y que las medidas pasan por aplazamientos o fraccionamientos de pagos a entidades financieras, Seguridad Social y Hacienda o la liberación de la Participación de los Ingresos del Estado (PIE).

Habrá nuevas líneas de posibilidades que den oxígeno financiero El vicepresidente andaluz ha valorado la importancia del anuncio que le ha trasladado Montoro durante la reunión y, pese a advertir de que habrá que leer la letra pequeña de las medidas, ha ensalzado que permite que los consistorios que están "en máxima dificultad" vayan a ver "nuevas líneas de posibilidades que den oxígeno financiero".

Beteta también ha trasladado que, del mismo modo, se prevén actuaciones legislativas para beneficiar a los ayuntamientos españoles que tienen superávit, en torno al 50%, de modo que se les permitirá reinvertir parte de ese superávit y que los ciudadanos "se beneficien de la buena gestión".