Los enfermeros expertos en estomaterapia de País Vasco y Cantabria se han unido para crear el Grupo Norte Ostomías (GNO) para mejorar la calidad de vida de los pacientes a los que se les ha practicado este procedimiento quirúrgico que pone en contacto, a través de la pared abdominal, una víscera hueca con el exterior para conducir desechos orgánicos.

En el País Vasco hay unos 3.200 pacientes ostomizados y en Cantabria casi un millar y, además, cada año se producen aproximadamente 900 nuevos casos.

Este procedimiento puede ser motivado por diferentes causas como una disfunción de los intestinos, riñones, uréteres y vejiga, así como deformidades, un defecto congénito o tumores, entre otras.

En un comunicado, este nuevo grupo de trabajo, formado por dieciséis enfermeros, ha destacado la importancia de la prestación especializada que, según dicen, proporcionan las consultas vascas y cántabras y ha avalado la "garantía de atención individualizada a los ostomizados".

Han explicado que el paciente ostomizado precisa un "seguimiento personalizado", tanto para educación para la salud que recibe en las consultas de enfermería de estomaterapia, como para el buen uso de los productos sanitarios como dispositivos o adhesivos que requieren en su día a día.

Los estomaterapeutas, a través de sus consultas, educan al paciente y a su familia en los cuidados del estoma, detectan y previenen complicaciones y prestan apoyo psicológico antes, durante y después de la intervención quirúrgica.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.