El Ministerio de Industria, Turismo y Comercio ha garantizado en un comunicado que en ninguna región española dejará de verse la televisión tras la decisión de la Comisión Europea de declarar incompatibles con la normativa europea parte de las ayudas para la ampliación de la cobertura de la TDT. En este sentido, ha asegurado que estudiará el alcance de esta decisión y dialogará con Bruselas y las comunidades autónomas para buscar soluciones que, cumpliendo la normativa comunitaria, sean lo más beneficiosas posibles para los ciudadanos.

"El Ministerio de Industria, Energía y Turismo realizará un análisis pormenorizado de la decisión comunitaria para ver el alcance de la misma y el volumen de las ayudas afectadas, dado que, según la información ya disponible, quedarían fuera actuaciones como los contratos de adquisición de equipamientos o aquellos en los que se haya incluido el principio de neutralidad tecnológica. También se concretará la fundamentación que se ha utilizado y, en diálogo con las CCAA y la Comisión Europea, las medidas a adoptar", señala.

La decisión de la Comisión afecta a una de las ayudas de Estado destinadas a las actuaciones llevadas a cabo entre 2008 y 2010 para la extensión de la cobertura de la Televisión Digital Terrestre en España.

Industria recuerda que para realizar la transición a la TDT, el Gobierno separó en varias áreas geográficas el territorio español. El área principal, que da servicio de TDT a la mayoría de la población, se cubrió mediante las obligaciones impuestas a los operadores en sus licencias, que fijaban una cobertura del 96% de la población para operadores privados a nivel nacional y del 98% para operadores públicos, y que no es objeto de la decisión adoptada hoy por la Comisión Europea.

Además, señala que se estableció una segunda área, pensada para completar la cobertura hasta el 98,5% de la población, principalmente en zonas rurales. "Dado que el objetivo era proceder al cese de emisiones analógicas sin que ningún ciudadano perdiera el acceso al servicio de televisión, el Estado cofinanció con las administraciones territoriales la ampliación de la cobertura en esta área a través de fondos gestionados con las CCAA", añade.

Para ello, según explica Industria, el entonces Ministerio de Industria, Turismo y Comercio firmó convenios con todas las comunidades autónomas y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, para que cada comunidad desarrollara en su territorio la ampliación mediante actuaciones como la adquisición de equipamientos o la contratación de servicios.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.