Presa de los Celos
Otelo (Pere Arquillué), aferrado a su mujer y objeto de su amor y de su odio, Desdémona (Alicia Pérez).
Teatre Lliure estrena en Madrid, durante sólo un par de días, una versión de Otelo, una de las tragedias más conocidas de Shakespeare. Dirigida y adaptada por la joven Carlota Subirós, se trata de una versión muy respetuosa con el texto original, que huye de las interpretaciones más recientes que se han hecho de la obra –la del conflicto racial y la de la violencia doméstica–. En ella se plasma muy bien la evolución que sufre el general veneciano Otelo, que pasa del amor absoluto por su mujer, Desdémona, a ser presa de los celos y de un odio igualmente intenso.

En esta versión del Lliure, la puesta en escena es muy austera, apenas una cámara vacía en la que se juega con el blanco y el negro para subrayar los distintos contrastes de la obra. Son la música (con danza incluida) y la luz los elementos que ayudan a dibujar los dos espacios en los que transcurre la acción: la corte veneciana, que desdeña y a la vez necesita a Otelo, y el frente bélico de Chipre, en el que el general se verá traicionado y manipulado por Yago, su portaestandarte.

* Adapt. y dir.: Carlota Subirós. Int.: Chatal Aimée, P. Arquillué. Teatro Español. Príncipe, 25. Tel.: 913 601 484. V. y S., 20 h. 3-20 eur.