El secretario xeral de Unións Agrarias (UU.AA.), Roberto García, ha celebrado que la aprobación de la ley de cadena alimentaria vaya a suponer la creación de un mediador que ve "imprescindible" para el sector lácteo. Al respecto, ha esperado que esta figura esté operativa este verano.

Con todo, en declaraciones a Europa Press, García ha mostrado preocupación por el hecho de que esta figura vaya a servir para la resolución de conflictos en todas las producciones primarias que no hayan sufrido un proceso de transformación, tal y como ha avanzado la conselleira de Medio Rural, Rosa Quintana.

"El hecho de que meta a todos los sectores me preocupa, porque para todos los sectores hay una ley de la competencia que los controla y la leche es el único que está excepcionado por Europa, lo que da posibilidades de ir más allá que con las zanahorias y los pimientos", ha ejemplificado el responsable de UU.AA.

Un día después de reunirse en Madrid con el portavoz del PP en el Senado, José Manuel Barreiro, y quien será el ponente de los populares en la Cámara Alta, Enrique López Veiga, el secretario xeral del sindicato agrario ha valorado la incorporación de esta enmienda en la ley, puesto que es una figura que considera "casi imprescindible en un país que optó por los contratos obligatorios".

Así las cosas, Roberto García confía en que la mediación sirva como un "instrumento de operación rápida" que evite que quede leche sin recoger por parte de las industrias y que funcione "en consonancia" a como lo hace en Francia.

"clave" garantizar el precio en origen

En cualquier caso, García ha agregado que el sector productor "no solo tenía sed", por lo que continúa "teniendo hambre". Por ello, a su juicio, "lo que es clave" es regular la prohibición de la venta en origen por debajo del coste de producción.

En este extremo, y tras el informe desfavorable de la Comisión Nacional de la Competencia, la central propone ahora modificar la normativa relativa a las subastas eléctricas, de forma que las que estén por debajo de los costes de producción "se consideren bajas temerarias y puedan declararse desiertas".

Por último, y todavía sobre la operatividad de esta nueva figura, el sindicalista ha explicado que "lo importante" no van a ser sus actuaciones sino su "papel" como "incitador" para que las partes lleguen a un acuerdo. Para ello podrá utilizar, según ha apuntado, fórmulas para arbitrar un precio mediante el valor medio pagado en Galicia, en una zona determinada o los que publique el observatorio de la leche.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.