La niña asturiana de seis años que estuvo retenida por su madre en Orense en contra de una decisión judicial de la Audiencia Provincial de Asturias que daba la custodia al padre, estuvo encerrada en casa durante dos meses y medio y sólo salió al parque en dos ocasiones, según ha relatado la menor a su padre con el que vive desde el pasado lunes en Oviedo.

La pequeña también ha manifestado que durante esos dos meses largos no asistía al colegio por lo que iba a casa de su tía Fernanda que vive en el cuarto piso del mismo edificio para que le diera clases.

Por esta razón el progenitor está preparando una queja formal al Servicio de Atención a la Familia (SAF) de Orense al entender que la Policía "no ha actuado con la suficiente diligencia" para buscar, por orden judicial, a la menor, que se encontraba en paradero desconocido.

"Pido a los agentes de la Policía Nacional del SAF una explicación debidamente justificada y motivada de la presunta inactividad de dicho servicio", ha explicado el padre de la niña a Europa Press. En este sentido, pedirá todas las actas de vigilancia y todo tipo de actuaciones de la Policía durante el tiempo en el que la niña ha estado en paradero desconocido.

"Es increíble que durante más de dos meses la niña haya estado en su casa y ningún agente se haya dado cuenta y máxime cuando el domicilio de la madre está muy cerca de la comisaría", añade el padre.

Informe del fiscal jefe

El abogado de la madre presentó el 21 de marzo, transcurridos escasos días de la sentencia de la Audiencia Provincial de Asturias que le daba la custodia al padre, un escrito en un juzgado de Orense solicitando "medidas urgentes a fin de evitar perturbaciones dañosas por cambio de titular de la potestad de Guarda".

Este escrito recibió el apoyo del Fiscal Jefe de Orense, Florentino Delgado Ayuso, que en un extenso informe de 7 folios, al que ha tenido acceso Europa Press, presentaba las condiciones óptimas para que la causa se dirimiese en los juzgados de Orense.

Aún así, la magistrada-juez del Juzgado de Primera Instancia número 6 de Orense, Laura Guede, desestimó el 12 de junio, las pretensiones del abogado de la madre al entender que "existe una falta de competencia por conexión, una total inadecuación de procedimiento y fraude de Ley en la presentación de las medidas en este Juzgado, para tratar de alterar los términos de una sentencia o por considerar que la resolución que pudiera obtener en Orense le sería más favorable que la dictada en Oviedo, y pretender saltarse el sistema de recursos.

Por lo tanto, "se declara la falta de competencia de este Juzgado para resolver del asunto remitiendo las actuaciones al Juzgado de instancia número 7 de Oviedo que conoce del asunto principal".

Fue entonces a raíz de esta decisión judicial cuando la familia materna decidió entregar a su padre el pasado lunes a la pequeña en el domicilio de Orense.

Consulta aquí más noticias de Asturias.