Nuevas Generaciones (NNGG) de Baleares han criticado este miércoles la labor desarrollada como oposición por PSIB y MÉS y les ha exigido que dejen de "comer pipas desde la tribuna" para que bajen "al terreno de juego a sudar la camiseta".

En rueda de prensa, el presidente de NNGG del PP de Baleares, Andreu Ferrer, acompañado del vicesecretario de Acción Política, Sergio Rodríguez, ha instado, así, a los líderes de la oposición, Francina Armengol y Biel Barceló, a que "bajen al terreno de juego a sudar la camiseta para meterle un gol a la crisis y al paro juvenil" que dejaron sus formaciones tras gobernar durante la legislatura pasada.

Además, Ferrer les ha acusado de pasarse dos años "haciendo de loros, repitiendo una y otra vez argumentos basados en la mentira y la demagogia", así como de aprovecharse para "hacerse todas las fotos que tenían que hacerse y de ponerse las camisetas de todos los colores posibles, según su conveniencia".

"Es hora de que se pongan el mono de trabajo y empiecen a proponer cosas en positivo", ha dicho el 'popular', quien también ha lamentado que "para la oposición" la única democracia que valga sea "la que aplican cuando ellos gobiernan". En este sentido, ha añadido que "las reglas de juego deben ser iguales de legítimas tanto cuando gobiernan como cuando los ciudadanos les mandan para su casa como ha pasado en las últimas elecciones".

Por otro lado, Ferrer ha presentado la campaña #enPPositiu, que surge tras las reuniones mantenidas entre los miembros de NNGG y los distintos cargos y representantes de las diferentes instituciones. De estas reuniones, el 'popular' ha explicado que se ha generado un documento, que muestra "dos formas de gobernar diferentes, una desde la seriedad y el rigor, y la otra desde el descontrol presupuestario".

"Gracias a esa forma valiente de gobernar y al esfuerzo de la ciudadanía, muy especialmente de los jóvenes, hoy podemos afrontar nuevos retos y se abren nuevas posibilidades de futuro para los ciudadanos de estas islas", ha manifestado.

Por su parte, Rodríguez ha hecho un balance de los dos primeros años de Govern de José Ramón Bauzá y ha remarcado "el panorama económico desolador" que se encontró "cuando cogió las riendas de esta comunidad".

Además, ha destacado la "completa agenda de reformas económicas" llevada a cabo, así como las nuevas normas para el impulso del turismo, de la actividad emprendedora y para la simplificación administrativa o la aprobación de la modificación de la Ley de Función Pública, entre otras cosas.

"Hemos hecho lo que nuestra conciencia nos obligaba y nuestro programa se comprometía porque ante todo, nuestra promesa fue de cambio y éste, gracias a las medidas adoptadas, ha comenzado a producirse", ha indicado Rodríguez, quien ha añadido que Baleares ya no es líder en indicadores negativos ni en destrucción de empleo.

No obstante, ha manifestado que "lejos de conformarnos" seguirán trabajando para que Baleares consolide su liderazgo económico nacional y que "las buenas cifras sobre el papel se reflejen en una paulatina mejora de la calidad de vida de los ciudadanos".

"Afrontados los grandes sacrificios, es el momento de impulsar nuestra economía y estimular la ocupación y el Partido Popular seguirá trabajando desde todas las instituciones con un único y común objetivo, la prosperidad, la estabilidad y el crecimiento como bases sólidas para la creación de empleo", ha manifestado.