Endesa ha restablecido este miércoles el suministro eléctrico a los clientes de la Val d'Aran (Lleida) cuyo servicio se había visto interrumpido como consecuencia del desbordamiento de los ríos Garona y Noguera Pallaresa, ha informado en un comunicado la compañía.

La eléctrica —que mantendrá el Plan Operativo de Emergencias activado— ha explicado que en total ha instalado doce grupos electrógenos para asegurar este suministro, algunos de los cuales han sido transportados en dos helicópteros cedidos por el Ejército.

Este tipo de aparatos también han servido para transportar a los técnicos y operarios movilizados —que en total, han sido cerca de 100— a aquellos puntos donde era imposible acceder por tierra.

Con la red ya apuntalada y el servicio básico garantizado, durante los próximos días —"siempre que las condiciones climatológicas lo permitan"—, se procederá a reparar y reconstruir las infraestructuras eléctricas que han quedado destrozadas o desaparecidas por el efecto de las fuertes lluvias.

Además, "para facilitar la gestión y atención a los clientes", Endesa ha habilitado en sus dependencias en Vielha (Lleida) una Oficina de Información del Suministro para atender las preguntas de los vecinos en aspectos como el estado de la reparación de la red y la reposición del servicio.

La compañía también ha habilitado un teléfono específico —el 973 00 32 82— que funcionará de forma ininterrumpida desde las 8.00 horas hasta las 20.00 horas, y que complementa al ya existente Centro de Atención Telefónica, que está operativo las 24 horas del día.

Más de la mitad de los 4.000 clientes afectados por el corte en el suministro eléctrico como consecuencia de las lluvias pudieron reestablecer el servicio el mismo martes.

Consulta aquí más noticias de Lleida.