El jefe del Servicio de Estudios del BBVA, Jorge Sicilia, se ha opuesto a "bajar sueldos por bajar" y ha vuelto a defender reducir "lo más posible" la indemnización por despido de los contratos indefinidos frente a la de los temporales, con el fin de atajar la dualidad del mercado laboral e impulsar la contratación fija.

Así lo ha afirmado Sicilia al ser preguntado por el informe del FMI sobre España. Además, ha valorado los cambios introducidos en la última reforma laboral para impulsar la negociación de salarios a nivel de empresa.

"La gran asignatura de España es el mercado laboral", ha resumido en el marco de un debate con motivo de los cursos organizados por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) y la Asociación de Periodistas de Información Económica (Apie) patrocinados por BBVA.

Sicilia ha esgrimido que la dualidad laboral genera "connotaciones negativas tanto para los trabajadores como para las empresas, en cuanto a formación y productividad se refiere.

El jefe de estudios del BBVA también ha puesto el foco en la necesidad de impulsar la internacionalización de las empresas españolas y ha defendido la creación de compañía "más grandes". En este sentido, ha calculado que con un incremento del 1% del tamaño de las empresas, las probabilidades de exportación se elevan un 5%.

Pymes más grandes para exportar.

"Las pymes tienen que ser más grandes", ha afirmado. Sicilia ha argumentado la importancia de la generación de nuevas empresas con el fin de generar empleo y utilizar a la población formada. El directivo de BBVA ha subrayado que el nivel de exportaciones de España está un 20% por encima del registrado antes de la crisis.

Al respecto, el economista José Carlos Díez ha defendido la fusión de pymes para que ganen tamaño y para que "no se las queden los chinos o los indios".

CRESPO:

Sobrante del rescate para más provisiones.

Por su parte, el analista económico Juan Ignacio Crespo ha situado la salida de la crisis a cinco años vista, una vez que la banca realice todas las provisiones necesarias para ganar capacidad para impulsar el crédito. Y ha estimado que la banca aún tiene que provisionar entre unos 10.000 y 15.000 millones de euros anuales en cada uno de los próximos cinco ejercicios.

Para hacer este esfuerzo, ha recomendado utilizar los 60.000 millones sobrantes de la línea de asistencia financiera de Bruselas antes de que expire a mediados de enero.

"Saldremos de la crisis cuando los bancos hayan provisionado lo que hay que provisionar", ha afirmado Crespo, quien ha indicado que hasta ese momento la economía no retomará el crecimiento. "Todo llega, pero a su hora", ha reflexionado.

En este sentido, José Carlos Díez ha calculado que el stock de crédito se ha reducido en unos 250.000 millones en los últimos 15 meses. "Los empresarios están dispuestos a pagar más caro el crédito, pero los bancos no se los dan", ha afirmado.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.