Hospital Universitario de Castellón
Fachada del Hospital Universitario de Castellón. Google  Street View

El personal de la planta de Cirugía del Hospital General de Castellón ha fabricado unos "sonajeros", con botes de orina y clips, para que los pacientes puedan avisarles de alguna necesidad, después de que una avería haya dejado a quince habitaciones sin timbre temporalmente.

Tendrán que reubicar a los pacientes para realizar obras con la nueva piezaSegún han informado fuentes de este centro hospitalario, hace unos días se estropeó el sistema de comunicación entre estas habitaciones y la central de la planta. Se trata del "timbre" que habitualmente utilizan los pacientes cuando quieren comunicarse con el personal sanitario desde la cama de la habitación.

En cuanto se produjo la avería el personal de mantenimiento del centro sanitario intentó repararla, pero hacía falta una pieza que debe ser enviada por la central de la empresa fabricante del sistema de timbres con sede en Barcelona. Mientras llega la pieza, el personal ha pedido a los familiares de los pacientes que sean ellos los que se desplacen hasta el control para comunicar cualquier incidencia o necesidad.

Problemas con algunos pacientes

El problema, según fuentes hospitalarias, se puede dar en aquellos pacientes que están solos en su estancia, aunque han señalado que los mismos cuentan habitualmente con la solidaridad de los familiares de los otros enfermos.

Además el personal ha "ideado" un sistema de alarma consistente en unos botes de orina llenos de clips que hacen un ruido que puede llegar hasta el control. Los afectados son los pacientes de las quince habitaciones de Cirugía de la quinta planta del centro, en cada una de las cuales hay dos camas.
Las mismas fuentes han señalado que cuando llegue la pieza necesaria para la reparación se tendrá que reubicar a los pacientes, ya que es necesario realizar obras.

Consulta aquí más noticias de Castellón.