NCG Banco ha ingresado 308 millones de euros por la venta de participaciones empresariales desde enero de 2012, de los que 140 millones corresponden a operaciones formalizadas entre enero y junio de 2013.

En un comunicado, la entidad ha incidido en que se encuentra "por encima" de los objetivos marcados para la venta de participadas dentro del plan de reestructuración y recapitalización, que obliga al banco a regresar al negocio financiero en su área tradicional y desprenderse de la cartera industrial.

La mayor parte de los ingresos, 298 millones, corresponde a la venta de activos y paquetes accionariales en empresas y fondos de inversión, mientras que los 10 millones restantes proceden de operaciones de reorganización de la cartera. En total, se trata de operaciones que afectan a 24 empresas diferentes.

La entidad desgrana sus últimas operaciones de desinversión, entre las que se encuentra la venta del 5,19% que aún conservaba en Sacyr tras haberse deshecho de paquetes de acciones a lo de los últimos meses. La venta, por 48,7 millones de euros, se hizo en el mercado y en un bloque de acciones único. De este modo, su participación ha pasado a cero y ha comunicado su salida del consejo de administración de la empresa constructora, en la que tenía dos puestos.

Además, también se cerró en las últimas semanas la venta del 25% que tenía en la Luso Galaica de Traviesas, una compañía con sede en O Carballiño (Ourense) dedicada a la fabricación de traviesas de hormigón para ferrocarril. Las acciones han sido adquiridas por la constructora Copasa, que ya tenía una parte de esta empresa.

También se ha desprendido del 5,05% de Elecnor, una compañía española de ingeniería, infraestructuras, energías renovables y nuevas tecnologías. La venta se ha formalizado con varios fondos de inversión también españoles.

En cuanto al grupo bodeguero Vinum Terrae, que tiene sede en Meaño (Pontevedra) y presencia en las denominaciones Rías Baixas y Ribera del Duero, la operación no ha sido un intercambio de acciones, sino venta y arrendamiento de varios activos, como maquinaria o instalaciones, al grupo Freixenet.

Por último, la entidad indica que ha vendido el 26,1% que controlaba en Artai, una correduría de seguros para empresas, administraciones, profesionales y particulares que tiene sus oficinas centrales en Vigo. Ha sido el propio equipo directivo el que ha adquirido esta participación.

Entre las operaciones figuran también la venta del 2,58% que NCG Banco tenía en T-Solar (sector de la energía); el 0,98% de QMC Development Capital Fund (fondo de inversión); el 1,94% de Redes Energéticas Nacionais (energía); el 3,47% de Isdabe (sector hotelero); el 9,63% de GED Iberian Fund (fondo de inversión); el 26,8% de Cora Integral (inmobiliario); o el 44,9% de Banco Etcheverría que ha adquirido el banco venezolano Banesco.

La entidad señala que estas ventas forman parte de su plan de desinversiones, para el que tiene de plazo cuatro años, y que pretende concentrar la actividad de NCG Banco en la banca minorista para pequeñas y medianas empresas (pymes) y familias, manteniendo inversiones de capital únicamente en empresas ligadas directamente a la actividad bancaria.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.