Unió de Pagesos ha pedido este miércoles al ministro de Agricultura, Miquel Arias Cañete, que pague prospecciones en Aragón para detectar en la Franja focos de fuego bacteriano —enfermedad de los frutales de pepita— y que también obligue a la administración aragonesa a arrancar los árboles de las fincas afectadas para evitar que sigan contagiando a los frutales de poblaciones de Lleida.

"Lo que queremos es que el Ministerio le pague las prospecciones a Aragón, que le obligue a arrancar, no entramos en que Aragón indemnice o no, pero no queremos seguir teniendo focos en Lleida porque Aragón no arranque", ha señalado a Europa Press el responsable del sector de la fruta de Unió de Pagesos, Xavier Gorgues.

"En Catalunya vamos con la verdad por delante, si hay un foco lo arrancamos, no nos callamos nada y si tenemos fuego bacteriano es por culpa de Aragón", ha agregado.

Unió de Pagesos considera que los focos de esta enfermedad detectados el último mes en Almenar, Ivars de Noguera, Alguaire, Alcarràs y Algerri, procedentes de la Franja de Ponent, no tienen que servir de excusa para dejar de defender la estrategia de erradicarla en Catalunya.

El sindicato exige al Ministerio que incremente los recursos para intensificar la campaña de prospección y poner en marcha con rapidez la destrucción de las plantaciones afectadas de toda la zona comprendida desde Catalunya hasta un mínimo de cinco kilómetros dentro del Aragón, con el objetivo de garantizar el cumplimiento de los programas establecidos tanto en Cataluña como el Aragón y evitar que aparezcan nuevos focos.

Consulta aquí más noticias de Lleida.