Engracia Hidalgo
La ministra de Empleo, Fátima Báñez (2-i) y la secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo (i), tras la reunión técnica de los ministros y secretarios de Estado de Empleo de la Unión Europea EFE/Kote Rodrigo

La secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo, ha contestado a las peticiones realizadas este miércoles por el Fondo Monetario Internacional (FMI) durante la presentación de su informe anual sobre la economía española y ha dicho que la reforma laboral "es equilibrada, de envergadura y está hecha".

Durante su comparecencia ante los medios tras la reunión de los ministros de Empleo de la UE, que se ha celebrado en Madrid, Hidalgo ha asegurado que el Ejecutivo respeta todas las opiniones de los organismos internacionales, "pero la decisión está tomada y está plasmada en el Plan Nacional de Reformas".

Según Hidalgo, el "auténtico potencial" de la reforma laboral está por llegar y esto se producirá cuando la economía vuelva a crecer y cuando el crédito fluya de nuevo entre las empresas y las familias, ha añadido.

Se trata de una "reforma profunda y equilibrada" que, en el segundo año más difícil de la crisis, está teniendo "efectos modestos", ha resaltado. Entre esos efectos ha apuntado que la reforma ha conseguido una "modernización" del mercado laboral en la "buena dirección", ya que favorecido la moderación salarial y se ha incrementado la competitividad de la economía.

Hay "dos buenas noticias"

Hidalgo ha destacado que el Fondo ha dado "dos buenas noticias sobre el país, que espera que crezca en el segundo semestre del año y que está llevando a cabo las reformas necesarias, sobre todo la del mercado laboral, que ha calificado de envergadura".

Asimismo, ha explicado que, en el ámbito laboral, el Gobierno está trabajando en la creación de un portal de empleo que agrupe todas las ofertas que haya en el territorio nacional, en la colaboración de la iniciativa privada con los servicios públicos de empleo, la mejora de la formación o la simplificación de contratos.

Tenemos que seguir profundizando en el proceso reformista El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, valora la recomendación del FMI de seguir avanzando en el camino de las reformas, aunque ha asegurado que en materia de impuestos "compartirá" las medidas que adopte el ministro de Hacienda. En declaraciones a los medios de comunicación antes de comparecer en la Comisión de Industria del Congreso, Soria ha dicho que las conclusiones el informe del FMI que recomiendan a España acometer una nueva reforma laboral "son una señal muy clara de que tenemos que seguir profundizando en el proceso reformista".

Por otro lado, el portavoz de Hacienda del PSOE, Pedro Saura, ha dicho que España tiene que ganar competitividad, pero "competitividad de la buena" y ha desechado un abaratamiento del despido, pues considera que debilita la demanda interna y no permite recuperar el consumo.

Lo que tiene que hacer España, ha añadido, es competir al mismo tiempo que se incrementan los salarios y adoptando medidas laborales de manera pactada entre los agentes sociales. A su juicio, la vía de abaratar más el despido y los salarios no es la solución porque "siempre habrá algún país en el mundo que lo haga más barato", pero además crea un problema en la demanda interna que no permite recuperar el consumo.

CC OO: "fracasos notables" en Grecia

En cuanto a los sindicatos, tanto CC OO como UGT se han mostrado en contra de las recomendaciones del FMI. Por una parte, Comisiones Obreras ha dicho en un comunicado que estas pautas lo único que han facilitado es la destrucción de empleo y el incremento de la pobreza y las desigualdades sociales.

El sindicato indica que en estos momentos de crisis, cuyas consecuencias negativas son palpables entre la mayoría de la ciudadanía, no parece que el FMI esté en condiciones de realizar nuevas recomendaciones que ahonden en los recortes y en la recesión, dado además el reconocimiento que realizó de haber cometido "fracasos notables" en la imposición del plan de austeridad para Grecia, subestimando los efectos negativos de las políticas de austeridad en el país.

CC OO recuerda también que la reforma laboral, desde el inicio de su aplicación, ha significado la pérdida de 847.700 puestos de trabajo, el incremento considerable de los despidos colectivos y la rebaja de los costes laborales. Además, destaca que en materia salarial, la subida pactada en los convenios se sitúa en el 0,23% computando los convenios firmados en 2013.

UGT habla de "medidas regresivas"

Por su parte, el secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, ha pedido al FMI que haga autocrítica, y ha asegurado que sus planteamientos profundizan en el recorte de derechos a los trabajadores, en la devaluación salarial y en la destrucción de empleo.

En otro comunicado, el dirigente cree que las recomendaciones del FMI a España profundizarán en la destrucción de empleo "al plantear una nueva rebaja en las indemnizaciones por despido", y ha recordado que ya se han destruido más de 800.000 empleos en el país a consecuencia de la reforma laboral.

Además, Ferrer ha criticado que el Fondo se posicione "claramente" con el informe de pensiones de la mayoría del comité de expertos, "ya que pretende reducir tanto las pensiones actuales como las futuras". En su opinión, las medidas del FMI son "claramente regresivas, provocarían una mayor caída del consumo y llevarían a España de la recesión a una situación de depresión económica".