Los caudales de los ríos de la Val d'Aran y el Pirineu de Lleida afectados por el episodio de lluvias se mantienen estables y con tendencia descendente, ha informado la tarde de este miércoles la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE).

El Noguera Pallaresa a su paso por Escaló ha registrado a las 15 horas un caudal que avanzaba a 150 metros cúbicos por segundo, cuando este martes alcanzó los 233, una magnitud jamás alcanzada, y hay que remontarse a 1994 para encontrar niveles similares, cercanos a los 100 metros cúbicos.

En el río Valira en La Seu d'Urgell el caudal se sitúa en 70 metros cúbicos por segundo, cuando este martes era de 121, y en el Noguera Ribagorçana en el Pont de Suert, es de 117 metros cúbicos frente a los 200 de este martes.

Estos caudales han generado que en el tramo bajo del Segre haya caudales de entre 400 y 500 metros cúbicos por segundo, que se encuentran cercanos al embalse de Ribarroja.

El caudal del río Garona a la altura de Arties ha alcanzado este miércoles una altura de menos de un metro, cuando este martes llegó a un nivel de 1,6 metros, y el río Ésera, a su paso por Graus, tiene un caudal de 183 metros cúbicos por segundo, cuando este martes alcanzó los 480.

Las lluvias de este martes, que supusieron 50-100 litros por metro cuadrado en pocas horas, afectaron también a los afluentes pirenaicos del margen izquierdo del río Ebre, y por ejemplo en el río Cinca en Fraga se prevé que la tarde de este miércoles se alcancen los 800 metros cúbicos por segundo.

El eje del Ebre en Zaragoza registra la tarde de este miércoles un caudal de 490 metros cúbicos por segundo y está previsto que este viernes alcance los 700-900 metros cúbicos.

EMBALSES

Para garantizar el volumen necesario para recibir nuevas aportaciones de caudales, el embalse de Yesa está desembalsando 450 metros cúbicos por segundo; Camarasa, 430; Talarn 400; Oliana-Rialb, 150; Bubal-Lanuza, 100; El Grado-Mediano, 550; Barasona, 200. y Ribarroja-Flix, 1.400.

Durante este episodio, se han reducido caudales circulantes aguas abajo de los embalses en Yesa-Itoiz, que han reducido los caudales naturales en el río Aragón de 1.200 metros cúbicos por segundo a los 600 registrados realmente.

Consulta aquí más noticias de Lleida.