El abogado de tres de los imputados en la operación 'Tres Reyes', entre ellos el exjefe de la Abogacía del Estado en Almería Demetrio Carmona, ha solicitado a la jueza instructora el sobreseimiento provisional de las actuaciones contra sus patrocinados por un presunto delito de extorsión.

El escrito elevado al Juzgado de Instrucción número 1 sostiene que la imputación, de acuerdo a lo que obra en la causa, se articula "únicamente" en torno a las manifestaciones de los tres empresarios presuntamente extorsionados y a las interpretaciones "un tanto erróneas que hace la Guardia Civil" respecto a las intervenciones telefónicas que se autorizaron a los implicados en el marco de la investigación.

Así lo ha trasladado, en declaraciones a Europa Press, el letrado Miguel Ángel Campos, quien ejerce la defensa de Carmona, del abogado Rogelio Vargas y Ángel Morales, quienes fueron arrestados por la Guardia Civil en una operación que se desarrolló de manera paralela en las provincias de Almería, Madrid y Málaga y se saldó con siete detenidos, entre ellos dos presuntos agentes del CNI y un empresario para los que se decreto prisión y quienes se imputa también la comisión de un presunto delito de asociación ilícita.

Campos ha indicado que con el escrito en el que se solicita el sobreseimiento provisional de las actuaciones se ha aportado "abundante" prueba documental que acredita, según ha asegurado, que "los presuntos extorsionados, de los que solo uno de tres ha presentado denuncia, faltan a la verdad en sus manifestaciones y que el grueso de su declaración es incierto".

La prueba adjunta, alrededor de 28 documentos según ha precisado, "acreditan también" que las interpretación que la Policía Judicial realizó del contenido de las intervenciones telefónicas autorizadas judicialmente, "son absoluta y diáfana mente incorrectas".

La investigación que explotó a finales de abril con la conocida como 'Operación Tres Reyes' se centra en dirimir si ha existido una presunta trama de extorsión a empresarios y el grado de intervención de cada uno de los imputados que, en algunos casos, según se desprende del sumario liberado, habría sido el de "mediador" o "informador".

Campos ha hecho hincapié en que resulta "curioso" que "ninguno" de los tres empresarios que han declarado en sede judicial como perjudicados-denunciantes "ha formulado denuncia frente a Demetrio Carmona o Rogelio Vargas" al tiempo que ha reiterado que dos de las presuntas víctimas, radicados en Murcia y en Almería, "nunca presentaron denuncia".

"Cuando la Guardia Civil va a buscarles para preguntarles si han sido amenazados, ellos dicen que sí. Sin embargo, no habían dicho nada pese a que, supuestamente, llevaban varias semanas siendo presuntamente extorsionados", ha indicado el letrado.

La instrucción por la que un presunto agente del CNI y un empresario permanecen en prisión mientras que un tercero está en libertad tras abonar una fianza de 6.000 euros, continúa a la espera de que el CNI y el Ministerio de Defensa den respuesta al requerimiento de la jueza para que acrediten la identidad de los dos supuestos agentes del centra, así como del resultado de la pericial que se ha de practicar a los carnés profesionales que portaban.

Consulta aquí más noticias de Almería.