Colectivo Azálvaro continúa con su proyecto destinado a que su 'Itinerario Ambiental por las Áreas de Alimentación de Aves Carroñeras', que discurre por algunos de los parajes más significativos de Segovia, sea incluido dentro de los circuitos de turismo ornitológico.

A tal efecto, un total de diez agencias de viajes, de ellas cuatro extranjeras (británicas y holandesas), visitaron esta semana a la asociación conservacionista en el municipio de El Espinar para recorrer dicho circuito, adherido al proyecto Turismo Rural de Interior y Ornitológico (TRINO).

Esta actividad estaba enclavada dentro del Programa del Fam Tryp y del Mercado de Contratación de Turismo Ornitológico organizado por los 30 Grupos de Acción Local (GAL) de Trino, entre los que se encuentra Segovia Sur, en colaboración con la Fundación Siglo para el Turismo y las Artes de Castilla y León, celebrado el pasado jueves 13 de junio en Tordesillas.

Dicho itinerario discurre por la denominada Comarca de Campo Azálvaro (Espacio Natural protegido por la Red Natura 2000 como Lugar de Importancia Comunitaria y Zona de Especial Protección para las Aves ZEPAs). A través de este recorrido por las áreas de alimentación de avifauna necrófaga, y con el apoyo de los observatorios que se encuentran a lo largo de su trayecto, el Colectivo Azálvaro pretende que se incluya dentro de los circuitos del sector profesional de turismo ornitológico.

Y es que el birdwatching, o avistamiento de aves, es una actividad muy arraigada en otros países (la organización internacional Birdlife cuenta, sólo en el Reino Unido, con más de un millón de socios) y miles de turistas ingleses, alemanes, holandeses o suecos planifican sus vacaciones en función de los posibles avistamientos que puedan hacer.

Jose Aguilera, presidente del Colectivo Azálvaro, explica que "las especies observables en esta zona son de gran interés para el turismo ornitológico", en referencia, principalmente, al buitre leonado, el buitre negro o el milano real, además de especies emblemáticas como el águila imperial o el águila real.

Producto de ecoturismo

Se trata de una nueva fórmula que pretende conjugar turismo y conservación como producto de Ecoturismo, cuyo objetivo es cultivar ese perfil de turista responsable y solidario con la conservación de la biodiversidad.

Para ello, se busca ofertar visitas a lo largo de todo el año con la idea de atraer a grupos y particulares que buscan aumentar el conocimiento sobre los recursos naturales y experimentar vivencias exclusivas a través de la visita a actuaciones con las especies más emblemáticas y sus hábitats. Al mismo tiempo, se contribuye al desarrollo local de una manera sostenible y a la conservación de la biodiversidad que le sirve de reclamo.

"Los objetivos de esta ruta son por un lado, mostrar la importancia de los buitres como un recurso biológico que forma parte importante de la biodiversidad, y como recurso sanitario que representa el emblema de una naturaleza en equilibrio, ya que son un sello de calidad ambiental, y por otro, fomentar el ecoturismo en los espacios protegidos a través del proyecto TRINO", señala José Aguilera.

Con la reciente declaración de la Reserva de la Biosfera, El Espinar, esta actividad entrará a formar parte dentro del producto turístico Reservas de la Biosfera Españolas, reflejado en el eje de Sostenibilidad del Plan de Turismo Español Horizonte 2020, establecido por la Secretaria de Estado de Turismo (SET).

La Organización Colectivo Azálvaro es una entidad conservacionista sin ánimo de lucro fundada en el 2003, que tiene como fin la protección, conservación y divulgación de las aves carroñeras y sus hábitats. Está formado por un grupo de personas implicadas en la conservación de los valores naturales, históricos y culturales del lugar donde vivimos.

Consulta aquí más noticias de Segovia.