El pedrisco que ha caído este martes en las comarcas leridanas de Garrigues, Pla d'Urgell, Urgell, Noguera y Pallars Jussà ha dañado un total de 41.766 hectáreas de cultivos, 36.700 de cereal y 5.066 de fruta dulce, además de fincas de forraje y horticultural, y ha provocado daños de más del 50% de la cosecha en 16.600 hectáreas de cereal y otras 3.000 de fruta, ha informado este miércoles la Conselleria de Agricultura, Ganadería Pesca, Alimentación y Medio Natural de la Generalitat en un comunicado.

El mismo martes, el conseller del ramo, Josep Maria Pelegrí, ya apuntó tras una valoración provisional que los daños eran cuantiosos y que afectarían a más hectáreas que el pedrisco de julio del año pasado, cuando la superficie alcanzó 30.000 hectáreas

La tormenta del martes causó daños en Juneda, Arbeca, Puiggròs, Espluga Calba, La Floresta, els Omellons, y Les Borges Blanques, en la comarca de les Garrigues y en Barbens, Castellnou de Seana, Golmés, Fondarella, Ivars d'Urgell, Mollerussa, Miralcamp, Vila-Sana, Vilanova de Bellpuig y Torregrossa, en el Pla d'Urgel.

En el Urgell produjo daños en Anglesola, Agramunt, Bellpuig, Castellserà, La Fuliola, Puigverd d'Agramunt, Tornabous, Preixana, Vilagrassa, Sant Martí de Riucorb, Belianes, Tàrrega y Maldà y en la Noguera Bellmunt, Bellcaire, Penelles, Preixens, Oliola, Artesa de Segre, Vilanova de Meià, Alòs de Balaguer, Foradada, Montgai, La Baronia de Rialb, Ponts y Cubells.

En el Pallars Jussà, resultaron fincas dañadas por el pedrisco en Isona i Conca Dellà, Gavet de la Conca, Abella de la Conca, y Llimiana y por la crecida del río Noguera Pallaresa nueve hectáreas de cereal en Castell de Mur.

El director general de Agricultura y Ganadería de la Generalitat, Miquel Molins, acompañado del presidente de la Diputación, Joan Reñé, y del delegado de la Generalitat, Ramon Farré, ha visitado este miércoles fincas afectadas en Arbeca (Garrigues), Castellnou de Seana (Pla d'Urgell) y Artesa de Segre (Noguera), y ha afirmado que Agroseguro ya está recibiendo las primeras actas de siniestros y que priorizará las peritaciones del ceral por ser el cultivo que está en plena cosecha.

Por su parte, Reñé ha propuesto la necesidad de que el sector agrícola se plantee de nuevo instalar generadores de yoduro de plata que dejaron de utilizarse en 2005 para evitar fuertes pedriscos, como los de este martes.

Reñé ha segurado que en otros lugares como en la población aragonesa de Calatayud o en el sur de Francia se está utilizando este sistema

Consulta aquí más noticias de Lleida.