La consejera de Vivienda, Inés Rojas, ha asegurado que el Gobierno de Canarias está tramitando "en un tiempo récord" la modificación de la Ley de Vivienda con el objetivo de "impedir más desahucios en las islas".

Con esta modificación, según Rojas, el Ejecutivo canario ha optado por impulsar una medida estructural de "gran envergadura" que permitirá a la Comunidad Autónoma intervenir en el mercado libre e impedir que las entidades bancarias incrementen el número de viviendas vacías.

La consejera ha explicado que este proyecto de ley es fruto de una trayectoria "progresista y social" en materia de vivienda, con "clara vocación" de servicio público y atención a las familias con más dificultades.

Rojas resaltó que Canarias cuenta con 45.000 viviendas protegidas de promoción pública censadas, lo que convierte al archipiélago en la segunda comunidad —después del País Vasco— con mayor número de viviendas sociales.

Añadió, además, que las gestiones realizadas en los últimos tres meses han permitido entregar una vivienda en alquiler social a 324 familias, y 280 ya han alquilado o reservado alguna de las que la empresa Visocan construyó para la venta.