La titularidad del colegio 'Albaydar' de Sevilla, ente afectado y recurrente contra la decisión de la Consejería de Educación de la Junta andaluza de retirar el concierto de unidades a aquellos colegios que lleven a cabo una educación diferenciada por sexo, en base a recientes resoluciones judiciales, ha presentado recurso de súplica contra la resolución de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que rechaza las medidas cautelares solicitadas para suspender la orden de la administración.

Así lo ha señalado a Europa Press la portavoz de la plataforma 'Mis padres deciden', Gemma García, respecto a un recurso que también han presentado las otras entidades que ya cuentan con resoluciones similares del Alto Tribunal respecto de sus pretensiones, como son los colegios adscritos a las Hermanas de la Cruz, la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) del colegio 'Ribamar' y las Escuelas Familiares Agrarias (EFA) 'Elcható' de Brenes (Sevilla), 'El Molino Azul' de Lora del Río (Sevilla), 'Yucatal' de Posadas (Córdoba), y 'Torrealba' de Almodóvar del Río (Córdoba).

En este sentido, García ha expuesto que la comunidad educativa afectada se encuentra "expectante" en relación a la decisión que las instancias judiciales tomen en relación al recurso de súplica interpuesto por las Hermanas de la Cruz, en el que se reflejaba la admisión a trámite por parte del Tribunal Constitucional (TC) de un recurso de amparo presentado por los padres del colegio Torrevelo de Cantabria contra la sentencia del Supremo que ratificaba la denegación del concierto por parte del Gobierno cántabro.

No obstante, los padres, ha añadido, están "preocupados" en el sentido de que el periodo de matrícula "ya está aquí" y muchos de éstos tendrán que enviar a sus hijos a otros centros.

Ya en el auto judicial de los primeros casos, al que tuvo acceso Europa Press, el TSJA, aún reconociendo que la integración o no de niños y niñas no responde a un "capricho" de la dirección de los colegios, y sí a un modelo educativo específico amparado en la libertad ideológica y, en su caso, religiosa, establecía que el modelo de la Junta es el de la "efectiva integración", que "es el que en principio aparece reconocido en la legislación educativa". Y en la confrontación entre ambos sistemas, "debe prevalecer el defendido por la administración, que sirve con objetividad los intereses generales".

Señalaba que no se alega que la denegación de los conciertos solicitados vaya a suponer una "perturbación" al servicio público educativo, "que se entiende será bien prestado por otros centros". Asimismo, los perjuicios causados a padres y alumnos "no pueden en modo alguno justificar la suspensión, dado que no existe más allá del derecho de elección un derecho a la efectiva escolarización de los hijos e hijas en los colegios elegidos en los procesos de admisión".

Tras conocer este primer auto, la consejera de Educación, Mar Moreno, se congratulaba de lo que considera un "aval" judicial "muy importante" para las políticas promovidas por su departamento y dejaba la puerta abierta a una posible reconversión de estas sedes educativas en colegios mixtos, una propuesta ya realizada en reiteradas ocasiones por parte de la Junta y que ya costaría "mucho trabajo" encajar jurídicamente en el presente proceso de escolarización, si bien podría verse "a futuro, como con cualquier otro centro".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.