La organización ecologista WWF ha exigido nuevas medidas y la convocatoria de una nueva reunión del grupo de trabajo formado por Fomento, ADIF, la propia WWF y la Junta de Andalucía, constituido el pasado mes de marzo, frente a la "sangría" de los atropellos de linces registrados en varios entornos de la comunidad autónoma andaluza.

Y es que esta semana técnicos de la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía adscritos al programa Life Iberlince recogieron el cadáver de un ejemplar de lince ibérico atropellado —el tercero que se encuentra muerto por este motivo en la región en un lapso de tiempo de unas dos semanas— en el municipio jiennense de Arquillos, según confirmaron a Europa Press fuentes de la Consejería.

En concreto, este animal apareció atropellado en el kilómetro 25 de la carretera Arquillos-Linares (A-312), tras recibir el aviso de un particular que circulaba por esta vía. Tras comprobar que se trataba de un macho, el animal ha sido trasladado al Centro de Análisis y Diagnóstico de la Fauna Silvestre (CAD) de la Junta de Andalucía para practicarle la necropsia.

Recientemente, otro ejemplar, 'Feria', un macho adulto territorial de la zona norte de Coto del Rey nacido en 2009, apareció cadáver y con señales de haber sido arrollado por un vehículo en el kilómetro 15,200 de carretera que une los municipios de Hinojos y Villamanrique de la Condesa, en el entorno del Parque de Doñana, tras recibir el aviso de agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil.

Otro lince falleció atropellado a principios de mes, también en el entorno natural de Doñana, concretamente en una pista forestal que une los términos de Los Cabezudos (Almonte) y Mazagón, en Huelva. El animal, que tenía en torno a un año de edad, apareció muerto en este paraje, ubicado cerca del parador de Mazagón y en las inmediaciones de la laguna de Moguer, el lunes 3 de junio.

En un comunicado, WWF ha indicado que "a pesar de las buenas intenciones" no se han tomado medidas y el grupo no ha vuelto a reunirse desde el 14 de marzo, por lo que los ecologistas exigen la convocatoria de un nuevo encuentro en el que se acuerden compromisos "inmediatos".

El primer atropello en guarrizas

El último atropello es el primer suceso de este tipo en el área de reintroducción de Guarrizas. El lince, un joven macho, no había sido reintroducido allí, habiendo sido detectado mediante fototrampeo hace menos de un mes; se sospecha que provenía de la población de Andújar, de alguno de los nuevos territorios periféricos situados al borde del olivar.

En esta época, expone WWF, son más comunes los atropellos porque se produce el comienzo de la dispersión, ya que las crías comienzan a salir de los cubiles y las madres echan de su territorio a los cachorros del año pasado. Además, "hay que tener en cuenta que las poblaciones de lince se están expandiendo y actualmente la especie está presente en zonas donde hasta hace poco era impensable", agregan.

La organización reconoce que durante los últimos años se ha hecho un "gran esfuerzo" por minimizar estos accidentes dentro de las poblaciones históricas, especialmente en el área de Doñana. Gracias a ello se ha conseguido reducir "drásticamente" la mortalidad en las carreteras y se han aprendido "valiosas lecciones". Sin embargo, "los dos últimos atropellos sucedidos dentro de Doñana, área de presencia histórica, indican que aún queda mucho trabajo por hacer; hay que recordar que esta es la primera causa de mortalidad de la especie".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.