La Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) ha informado de que en las próximas horas no se esperan lluvias "importantes" en las zonas que se han visto afectadas por las inundaciones. El organismo continúa actualizando sus previsiones de caudal para la jornada de este miércoles, basada en la evolución de las precipitaciones.

Así, ha detallado que en las zonas afectadas por las lluvias de las últimas 36 horas, donde se han registrado importantes avenidas desde la cuenca alta del Aragón (Huesca) hasta el Valira (Lleida), no se esperan lluvias importantes, si bien podrán producirse precipitaciones entre débiles y moderadas en la mitad occidental de la Cuenca, que conllevarán incrementos de caudal en el Eje del Ebro.

Las crecidas de las últimas horas en los afluentes del Pirineo han sido causadas por lluvias de 50-100 litros por metro cuadrado, concentradas en pocas horas y por las aportaciones procedentes del deshielo.

En el Noguera Pallaresa, en Escaló, circulan 150 metros cúbicos por segundo y el caudal máximo alcanzado este martes fue de 233, con un periodo de retorno de entre 10 y 25 años. Hay que remontarse a noviembre de 1994 para encontrar un dato de esa magnitud, pero muy inferior, de 100 metros cúbicos por segundo, ha destacado la Confederación en una nota de prensa.

En el río Valira, en Seo de Urgell, el caudal es de 70 metros cúbicos por segundo (este martes de 121) y en el Noguera Ribagorzana, en Pont de Suert, de 117 (frente a los 200 de ayer), ambos en el límite superior de avenida ordinaria. Estos caudales han generado en el tramo bajo del Segre caudales de entre 400 y 500 metros cúbicos por segundo que se encuentran ya cercanos al embalse de Ribarroja.

En cuanto al río Garona en Arties, el caudal alcanza ahora una altura de menos de un metro, mientras que la pasada jornada se situó en 1,60. El río Ésera, a su paso por la localidad de Graus muestra un caudal de 183 metros cúbicos por segundo (480 ayer) y en Eriste, 80 este miércoles frente a los 310 de este martes. Para encontrar un evento de magnitud similar hay que remontarse a noviembre de 1982 (510) y diciembre de 1997 (580 metros cúbicos por segundo).

Incrementos en otros afluentes pirenaicos

Las precipitaciones registradas este martes han generado también incrementos de caudal en otros afluentes pirenaicos de la margen izquierda del río Ebro. Así, el río Cinca en Escalona alcanzó un caudal de 750 metros cúbicos por segundo, que ha descendido a 265, y en Fraga se prevé para esta tarde 800 metros cúbicos por segundo.

En el río Ara en Boltaña, el caudal actual es de 125 metros cúbicos por segundo (200 de máximo ayer) y en el río Gállego, Anzánigo y Ardisa han registrado valores máximos de 325. Está previsto que a media tarde el Gállego en Zuera alcance los 300-350 metros cúbicos por segundo.

El Eje del Ebro en Zaragoza, el río tiene un caudal circulante de 490 metros cúbicos por segundo y está previsto que a lo largo del viernes alcance los 700-900.

La Confederación mantiene un seguimiento del evento hidrometeorológico, cuyos datos de niveles y caudales se pueden consultar a través de la página web del Organismo, 'www.chebro.es' en el enlace Sistema SAIH, o en la página 'www.saihebro.com'.

EMBALSES

Con el objetivo de recuperar el volumen de resguardo necesario para recibir nuevas aportaciones de caudales de entrada, el Organismo de Cuenca está realizando maniobras de desembalse en Yesa (450 metros cúbicos por segundo), Camarasa (430), Talarn (400), Oliana-Rialb (150), Bubal-Lanuza (100), El Grado-Mediano (550), Barasona (200) y Ribarroja-Flix (1.400).

Durante este episodio, la Confederación destaca la laminación o reducción de caudales circulantes aguas abajo de los embalses llevada a cabo por Yesa-Itoiz, que han reducido los caudales naturales en el río Aragón de 1.200 metros cúbicos por segundo a los 600 registrados realmente. Además, el sistema Mediano-El Grado-Barasona ha recibido aportaciones de 1.500 metros cúbicos por segundo, mientras los vertidos totales al río Cinca han sido de 800.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.