Incendio en Cazorla
Imagen de archivo de un incendio forestal. EFE

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente destinará este año a la campaña contra los incendios forestales 130 millones de euros, 27 más que en 2012, reforzará con un avión de carga a Canarias y adquirirá un hidroavión de última generación, ha anunciado su titular, Miguel Arias Cañete.

El ministro ha presentado este miércoles la campaña contra incendios, que contará con 66 aeronaves, 11 unidades móviles de meteorología y transmisiones y 10 Brigadas de Refuerzo contra Incendios Forestales (BRIF), integrada cada una por 51 profesionales, para apoyar a las comunidades autónomas que lo necesiten.

Con la compra del nuevo hidroavión, que se está ultimando, el ministerio pretende empezar a renovar progresivamente el parque de los hidroaviones que vayan cumpliendo más de 30 años.

27 millones de euros más que en 2012 para la campaña contra los incendios forestales

Respecto al avión destinado a Canarias, un Air Tractor con capacidad de 3.100 litros, se sumará a los helicópteros Kamov que operan en las islas.

Cañete le ha pedido este año a las comunidades autónomas que ante un incendio reclamen pronto la ayuda del Estado aunque tengan que volverse luego sin actuar porque no sea necesario.

Pero en Canarias, ha dicho "se complica el tema mucho más" porque no es un problema de competencia autonómica, es de los Cabildos, "y entramos en un subnivel que añade más dificultad al proceso de extinción", de ahí la decisión de situar un avión en la Gomera.

Asimismo, y según el ministro, este año se han cambiado los protocolos para que la respuesta de los grandes hidroaviones sea mas rápida ante la demanda de ayuda de las autonomías, que son las que tienen las competencias sobre la extinción de incendios.

Sobre la previsión de fuegos para este verano, Cañete ha añadido que dependerá de las temperaturas de las próximas semanas y de los vientos, pero ha añadido que hay que tener en cuenta que los pastos han crecido con fuerza por las lluvias primaverales, lo que "tiene su riesgo".

Solo un gran incendio en 2013

De momento y a 31 de mayo solo ha habido un gran incendio, con una superficie forestal quemada de 7.221 hectáreas, frente a los 10 grandes registrados el pasado año en el mismo periodo, con un total de 65.675 hectáreas afectadas.

El ministro ha pedido el concurso de los medios de comunicación para apelar a la conciencia de los ciudadanos a no cometer imprudencias con el fuego porque "se pagan muy caras" y hay mucha gente que se juega la vida en las extinciones.

Según Cañete, este año la primavera ha sido muy lluviosa, y la campaña va a depender en gran medida de cómo termine junio, porque la presencia de abundante vegetación en los montes "podría favorecer la aparición de fuegos en junio, si este mes fuera muy seco, pero de momento las temperaturas nos acompañan".

En 2012 hubo 10 grandes incendios en el mismo periodo de tiempo

El parque de las aeronaves para este verano está compuesto, entre otros, por 14 aviones Canadair con capacidad de descarga de 5.500 litros; 3 aviones, también Canadair, con 6.000 litros de capacidad; 15 aviones (Fire Boss y Airtractor), de 3.100; y 8 helicópteros bombarderos Kamov con una capacidad de carga de agua de 4.500 litros.

El despliegue de medios del ministerio cubre todo el territorio nacional con un total de 37 bases, controladas desde el Centro de Coordinación de la Información Nacional contra Incendios Forestales, operativa las 24 horas de los 365 días del año, y que cuenta con una información por satélite a tiempo real.

En los cinco primeros meses de 2012, los fuegos -incluidos conatos- fueron 8.693, y en el mismo periodo de este año la cifra ha bajado hasta los 1.846.

Arias Cañete confía en que la labor que desempeña el Seprona "se pueda traducir en más condenas" contra quienes provocan incendios, tras el cambio del Código Penal, que modificará la figura del jurado por la del juez para estos delitos.

En 2012, los medios aéreos del ministerio realizaron 2.016 intervenciones en incendios, volaron 6.608 horas, y llevaron a cabo 32.905 descargas.

Además las BRIF llevaron a cabo 471 salidas, con 3.957 horas de tiempo  de trabajo en incendios y una longitud de frente extinguido de 357.501 metros.