El subdelegado del Gobierno en Huelva, Enrique Pérez Viguera, ha señalado este miércoles que, tras mantener un encuentro con el dueño de la explotación agrícola de Cartaya —donde se encuentra un centenar de temporeros de nacionalidad búlgara sin salir de la finca ante la falta de pago por parte de la empresa de unos 250.000 euros—, este está "dispuesto" a pagar, a aquellos temporeros que lo soliciten, el viaje de vuelta a Bulgaria, una cantidad que supone unos 15.000 euros.

En declaraciones a Europa Press, el subdelegado ha mostrado su "preocupación" por la situación, ya que se trata de "trabajadores que vienen a ganar un salario y es complicado decirles que se vuelvan a su país sin cobrar y sin saber cuándo van a hacerlo".

En este sentido, ha manifestado que le ha pedido al empresario, que ya saldó su deuda con unos 25 trabajadores, que acuda a la Asociación de Productores de Fresas de Huelva, Freshuelva, aunque ha admitido que la situación es "complicada porque la empresa ha confirmado que no tienen ninguna posibilidad para hacer frente al pago".

Tras asegurar que ha habido cortes en la entrada de la finca por los propios trabajadores y que están "muy pendientes", Pérez Viguera ha señalado que la Inspección de Trabajo "ha actuado en otras dos empresas de la provincia por problemas para abonar los salarios a los trabajadores", aunque ha remarcado que la situación "no es tan aguda como en esta finca de Cartaya".

Por último, ha señalado que este tipo de noticias "no es conveniente que se produzca porque desmerecen una campaña modélica".

Por su parte, la Guardia Civil está investigando la situación de estos temporeros de nacionalidad búlgara, después de que denunciaran los hechos ante la Benemérita de Cartaya.

Así, estas personas denunciaron "estar atrapados en una finca en el municipio por carecer de recursos económicos para hacer frente a los costes del viaje de regreso a su país de origen, ya que la empresa para la que han trabajado solo les ha pagado algunas mensualidades".

Consulta aquí más noticias de Huelva.