La viceportavoz parlamentaria del PSdeG, Carmen Gallego, ha criticado este miércoles que el PP "no defiende a los que fueron a Suiza a trabajar" pero sí lo hace con los que acudieron al país helvético para "evadir impuestos". Y es que, como ha dicho, mientras el Gobierno "amnistía a defraudadores", está exigiendo declaraciones complementarias a pensionistas que reciben prestaciones del extranjero.

"Será legal, pero es absolutamente inmoral", ha advertido, para, en rueda de prensa, subrayar que de la amnistía fiscal decretada por el Gobierno se beneficiaron el extesorero del PP Luis Bárcenas; el exsocio del duque de Palma Diego Torres, imputado en el caso Noós; la prima del Rey relacionada con la Operación Emperador; y otros siete imputados en el caso Gürtel, entre un total de 31.489 personas.

Y es que, como ha dicho, mientras que todos ellos "eludieron un delito fiscal y se ahorraron, de media cada uno, 200.000 euros", Hacienda "va a por" pensionistas gallegos, que son los que perciben las prestaciones "más bajas del Estado" y que "muchas veces son el sustento de toda su familia", que estuvieron parte de su vida trabajando en la emigración.

A renglón seguido, ha criticado que Hacienda les dé "un plazo de 10 días" para presentar declaraciones complementarias a las realizadas desde 2008, por entender que tuvieron dos pagadores, y que ahora deban abonar entre 12.000 y 15.000 euros de media por la regularización de su situación fiscal, los intereses y la sanción.

En este punto, la viceportavoz socialista en la Cámara gallega ha apuntado que "cuatro de las cinco sentencias" sobre casos similares avalan que los pensionistas no tendrían que presentar una declaración complementaria por sus ingresos del exterior siempre que procedan de organismos públicos.

Que la xunta "se implique"

Además, Carmen Gallego ha relatado que algunos de los pensionistas han solicitado un aplazamiento de ese pago "y le dan 18 meses". "¡Cómo va a ser capaz de afrontarlo!", ha exclamado, para ejemplificar sus afirmaciones con el caso de "una viuda" que percibe una pensión de 33 euros del extranjero y "poco más de 400 euros" de España.

"Hay casos sangrantes", ha enfatizado y, por ello, a través de una iniciativa parlamentaria, pedirá a la Xunta "que se implique" con estas personas y que se analice si, efectivamente, tienen que presentar declaraciones complementarias.

En caso que así sea, ha requerido al Gobierno gallego que busque "un acuerdo" con la Agencia Tributaria para que no se les imponga ninguna multa ni se les cobren intereses y para que les ponga "plazos suficientemente holgados" para afrontar la regularización.

Así, la diputada del PSdeG ha recordado las palabras de la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, sobre el "pago diferido" a Luis Bárcenas y ha reclamado para los pensionistas gallegos afectados que también ellos puedan "diferir" los importes a devolver a la hacienda pública.

Que siga el arbitraje

Al margen de ello, los socialistas pedirán a la Xunta en el próximo pleno que prosiga el arbitraje para los afectados por la comercialización indebida de productos híbridos de Novagalicia Banco, toda vez que el Gobierno tiene capacidad de decisión sobre esta entidad al estar "intervenida".

"¿Quién manda, (José María) Castellano o el Gobierno?", ha inquirido Carmen Gallego, convencida de que, de haber voluntad, "nada impide" la continuidad de estos procesos.

Además, demandará al Ejecutivo liderado por Feijóo que deje de "engañar a los preferentistas" y que los trate como "víctimas", a fin de que reciban "la ayuda que necesitan". Por ejemplo, que quienes decidan acudir a la vía judicial tengan "asistencia jurídica gratuita".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.