Agentes de la Policía Nacional desplazados a la calle María Díaz de Haro de Bilbao reconstruyen, desde primera hora de la mañana, los hechos registrados el 5 de abril del pasado año, jornada en la que resultó herido de gravedad Iñigo Cabacas, como consecuencia del impacto de una pelota de goma lanzada por la Ertzaintza en una carga. El joven hincha del Athletic falleció cuatro días después.

Varios furgones policiales permanecían, todavía pasadas las doce del mediodía de este miércoles, en la zona en la que se produjeron los altercados posteriores al partido disputado entre el Athletic de Bilbao y el Schalke 04. La Policía local ha procedido a acordonar el lugar, para facilitar la labor de los agentes a impedir el acceso a la zona.

La pretensión del juez que instruye el caso fue, desde el principio, reconstruir los hechos, con el fin de determinar si hubo responsabilidad penal en la actuación policial que se desarrolló para controlar los incidentes que se produjeron tras el encuentro.

Las fuentes jurídicas consultadas en su día por Europa Press aseguraron que se trata de determinar, 'in situ', "el lugar del disparo, en qué circunstancias se produjo o la posición del agente que disparó respecto a la víctima".

Además, se intenta establecer si fue necesaria la utilización de escopetas que disparan pelotas de goma, cómo se llegó a esa situación y si pudo haber "otros factores distintos al disparo" que hubieran podido facilitar la muerte de Iñigo Cabacas, algo que se descartó, en principio, en base a la autopsia.

El Departamento de Interior destinó, tras los hechos, un grupo de cinco investigadores de la Ertzaintza en exclusiva a colaborar con el Juzgado de Instrucción número 10 de Bilbao para esclarecer la muerte del hincha del Athletic de Bilbao. El actual Departamento de Seguridad mantiene ese equipo dedicado a facilitar la investigación judicial.

La instrucción se dirige a esclarecer si los agentes siguieron los protocolos establecidos para utilizar las pelotas de goma y si se adoptaron medidas de precaución para evitar o minimizar los daños que estos disparos pudieran producir.

También se quiere aclarar si ésta era la medida adecuada a utilizar para erradicar los desórdenes públicos que se estaban produciendo o se podían usar medios menos lesivos y peligrosos para garantizar la seguridad de la ciudadanía.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.